Yamaha pidió respeto

El equipo Yamaha de MotoGP presentó ayer en Barcelona su nueva moto del campeonato 2016, en un acto donde pidieron respeto mutuo a sus dos pilotos, Jorge Lorenzo y Valentino Rossi, tras un controvertido final de temporada.
“Tenemos los mejores pilotos del mundo con nosotros. Los dos compiten para ganar el mismo premio y eso no lo podemos olvidar. Pero básicamente les pedimos respeto mutuo”, señaló el director del equipo, Lin Jarvis, en la presentación de la nueva Yamaha M1.
Las relaciones entre los dos pilotos Yamaha son especialmente tensas desde el tramo final del campeonato de 2015, que ganó en el último suspiro el español Jorge Lorenzo, birlando al italiano Rossi el liderazgo que había mantenido hasta el último gran premio.
Sancionado por un golpe a otro español, Marc Márquez, en el Gran Premio anterior, en Malasia, Rossi tuvo que salir desde el final de la parrilla en Valencia y no pudo pasar del cuarto puesto, mientras Lorenzo ganó la carrera y el título.
Rossi defendió que Márquez, bicampeón de MotoGP, intentó molestarle en las últimas carreras para favorecer a su compatriota. (NA)