Aceleran los procesos para anular matrimonio

FRANCISCO INTRODUCE REFORMA

El papa Francisco presentó ayer los dos decretos que a partir del próximo 8 de diciembre introducirán reformas en la declaración de nulidad del matrimonio, entre ellas la introducción de procesos más breves, con una sola sentencia y con un mayor poder de los obispos para poner fin al vínculo.
El Vaticano dio a conocer el martes Mitis iudex Dominus Iesus y Mitis et misericos Iesus, las dos cartas Motu Proprio (decretos papales) con los que el pontífice argentino introdujo los cambios que reforman el proceso de nulidad del matrimonio en el derecho canónico y del canon de las Iglesias Orientales respectivamente, y que estarán vigentes a partir del día del inicio del próximo año del Jubileo de la Misericordia (que comenzará el 8 de diciembre y concluirá el 20 de noviembre de 2016).
“No busco que se favorezca la nulidad del matrimonio, sino la celeridad del proceso”, justifica Jorge Bergoglio la disposición dada a conocer, en la que introduce la posibilidad de “procesos breves” que agilicen la nulidad.
“El principio de indisolubilidad del vínculo matrimonial se mantiene como hasta ahora”, sentencia Francisco en el decreto de reforma del derecho canónico y que califica al matrimonio como “fundamento y origen de la familia cristiana”.
En esa línea, el decreto papal introduce “una sola sentencia en favor de la nulidad ejecutiva” y no dos, como se regula actualmente el proceso que puede tardar hasta cuatro años solo para la decisión del primer tribunal.
“Es oportuno que no se pida más una doble decisión en favor de la nulidad del matrimonio para que a las partes se les permita casarse de nuevo”, sostiene Francisco en la nueva reforma que dará un tiempo máximo de un año para expedirse al tribunal y agrega que si la sentencia afirmativa para la declaración de nulidad no es apelada, se convierte en ejecutiva. (Télam)