Acusación de golpismo contra Maduro

FUERZAS OPOSITORAS LLAMAN A REBELION POPULAR PARA "DEFENDER" LA DEMOCRACIA EN VENEZUELA

La Asamblea Nacional (AN, Parlamento) de Venezuela aprobó ayer una declaración con el acuerdo de las fuerzas políticas opositoras en la que se denuncia al gobierno por la ruptura de la democracia en el país, en una tumultuosa sesión extraordinaria organizada tras la suspensión del proceso de activación del referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro.
El acuerdo declara “la ruptura del orden constitucional en Venezuela y la existencia de un golpe de estado, cometido por el régimen de Maduro en contra la de Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y el pueblo de Venezuela”.

Golpe de estado.
La sesión dominical fue interrumpida durante algunos minutos por la irrupción de un grupo de militantes chavistas que acusaron a los legisladores de estar detrás de un golpe de estado contra Maduro, en una aparición tildada de “violenta” por la oposición, que domina la Asamblea.

Plan de lucha.
La deliberaciones parlamentarias de ayer formaron parte del plan de lucha que anunció la oposición después de que las autoridades electorales suspendieron el proceso de activación del referendo y que se coronará el miércoles próximo con una manifestación en la que el antichavismo llamó a “tomar Venezuela de punta a punta”.
Pese a los disturbios producidos en la sala de deliberaciones por la irrupción de los militantes, la Asamblea aprobó un denominado “Acuerdo para la restitución de la Constitución Nacional”, en el que se denunció la “ruptura del hilo constitucional y de la democracia”, explicó el diputado opositor Julio Borges.
El legislador llegó a proponer en el recinto el análisis de la posibilidad de iniciar un juicio político a Maduro y de denunciar ante la Corte Penal Internacional (CPI) a cuatro miembros del Consejo Nacional Electoral (CNE) que la semana pasada firmaron la resolución que paralizó el proceso legal del revocatorio y a quienes se pretende destituir.
“Hoy venimos a decirle de manera oficial al pueblo de Venezuela y al mundo entero que en Venezuela se ha dado un golpe de Estado continuado”, afirmó Borges.

Enfrentamientos.
La suspensión del referendo, en el que la oposición había depositado sus esperanzas de poner fin al gobierno de Maduro, agravó los eternos enfrentamientos entre oficialistas y opositores, lo cual llevó al presidente de la AN, Henry Ramos Allup, a advertir: “O vemos cómo arreglamos las cosas o nos matamos todos y esa no es la solución”.

Maduro.
Desde Arabia Saudita, donde está de visita en el marco de una visita a potencias productoras de petróleo, el presidente Maduro advirtió en una teleconferencia que la revolución chavista “seguirá venciendo a pesar de los constantes ataques y pretensiones de la derecha, que busca adueñarse del poder por vías inconstitucionales”.
“La derecha y el imperialismo se desesperan, allá ellos con su desespero. Nosotros seguiremos con nuestro amor, con nuestra esperanza, con nuestro trabajo”, añadió citado por la versión online de El Universal.
Venezuela está sacudida por la incertidumbre política y por una crisis económica que se refleja en altísimos niveles de inflación y en el desabastecimiento de productos de primera necesidad.
Varios organismos internacionales, entre ellos la Unasur, hicieron esfuerzos diplomáticos para abrir un canal de diálogo entre la oposición y el oficialismo, con la esperanza de encontrar una salida la crisis. (Télam)

Compartir