Al menos 10 muertos por las inundaciones en Mallorca

Al menos 10 personas murieron, entre ellas dos británicas y una holandesa, mientras que un niño seguía desaparecido este miércoles por las fuertes inundaciones que devastaron el este de la turística isla española de Mallorca, en el archipiélago de las Baleares.

Las víctimas son “una pareja británica y una mujer holandesa”, “dos mujeres y cuatro hombres españoles” y “un varón sin identificar, posiblemente extranjero”, detallaron el miércoles por la noche los servicios de emergencia de Baleares.

Un niño seguía todavía desaparecido, habían indicado antes estos servicios que informan de la situación en catalán y español, así como en inglés y alemán, señal de la importante presencia de extranjeros en la isla.

Rafa Nadal echa una mano.
Según un periodista de la AFP, el pueblo de Sant Llorenç des Cardassar, epicentro de la tragedia, quedó devastado por las aguas de un torrente, normalmente seco, que se desbordó tras las lluvias diluvianas y arrasó con todo a su paso.

Numerosos vehículos quedaron completamente destruidos, montones de escombros y restos de muebles se apilaban en las calles convertidas en un lodazal, varios árboles habían sido arrancados y un pelotón de vecinos y voluntarios venidos de los pueblos cercanos achicaban el agua de las casas.

La estrella del tenis Rafael Nadal, originario del pueblo vecino de Manacor, acudió a echar una mano durante “varias horas”, indicaron a la AFP dos testigos Pedro Sánchez, vecino de Sant Llorenç, y José Daniel Capo, venido de los alrededores.

Situada a unos 60 km de Palma de Mallorca, capital de este archipiélago que el año anterior recibió 13.8 millones de visitantes extranjeros, la zona afectada cuenta con numerosos establecimientos turísticos. (NA).