Al menos 39 muertos en Estambul

UN SANGRIENTO ATENTADO CONTRA UN BOLICHE IMPONE EL TERROR EN TURQUIA

Las autoridades turcas buscaban ayer al hombre que mató a 39 personas al abrir fuego contra una famosa discoteca en la capital de Turquía, situada a orillas del Bósforo, donde se festejaba Año Nuevo.
Un ataque en un boliche de Estambul en el que murieron al menos 39 personas y 69 resultaron heridos conmovió a Turquía en el comienzo del año nuevo, tras un 2016 marcado por sangrientos atentados, un golpe de Estado fallido, represión y una masiva purga en el Estado.
En medio de una lluvia de versiones y rumores, el gobierno turco informó que un hombre entró con un arma automática al boliche Reina de Estambul, ubicado en la orilla europea del río Bósforo y uno de los más grandes y famosos de la metrópolis turca y comenzó a disparar indiscriminadamente a las personas que estaban allí, festejando el año nuevo.
Pese a que inicialmente medios de comunicación habían informado que dos atacantes armados entraron al boliche vestidos de Papás Noel, el primer ministro turco, Binali Yildirm, desmintió esa versión. Dijo que se trató de un solo hombre y no mencionó ningún disfraz.
“El terrorismo no nos puede intimidar, no puede destruir nuestra fraternidad, determinación y unidad”, agregó el primer ministro, mientras los gobiernos de todo el mundo, entre ellos Argentina, hacían público su repudio al atentado y su solidaridad con las autoridades turcas.
El otro dato que Ankara confirmó es que el atacante logró huir.
Yildrim sostuvo que el atacante podría haber dejado su arma en el boliche y aprovechado el caos para escapar.
“Nuestra Policía puso en marcha una operación y esperamos que sea capturado pronto”, anunció, por su parte, el ministro turco del Interior, Suleyman Soylu, citado por la agencia de noticias Anatolia.
Poco después, la Policía de Estambul difundió por los medios de comunicación una foto del presunto atacante, extraída de las cámaras de seguridad de la calles aledañas al boliche Reina. En la imagen se veo a un joven de barba prolijamente recortada y pelo negro.

Identificaciones.
Mientras avanza la investigación, las autoridades turcas también trabajan en identificar a las víctimas fatales. Hasta ahora ya identificaron a 21, de las cuales 16 son extranjeras.
Mientras el gobierno turco no reveló de qué países son las víctimas, algunos Estados comenzaron a informarlo.
Líbano informó sobre tres ciudadanos muertos, India sobre otros dos, Túnez sobre una franco-tunecina, Jordania sobre tres muertos y cuatro heridos, Arabia Saudita sobre cinco víctimas fatales e Israel sobre una fallecida, una ciudadana palestina. Los gobiernos de Libia y Marruecos también anunciaron que hay ciudadanos suyos entre las víctimas.
Ankara impuso de inmediato un cerco informativo por lo que los rumores y las versiones no confirmadas inundaron los medios de comunicación y las redes sociales.
El boliche Reina es uno de los más conocidos de Estambul y uno de los favoritos de la clase alta local y extranjera que visita la famosa ciudad. Según contó un mozo al diario local Hurriyet, en el momento de la masacre había entre 500 y 600 festejando el año nuevo en el lugar.
Algunos testigos contaron en redes sociales que pudieron ver cómo sobrevivientes se escapaban de la balacera tirándose al río. Según relataron, la Guardia Costera rescató a varios de ellos. (Télam)