Al Assad desafía a Occidente

El presidente sirio, Bashar al Assad, se negó ayer a iniciar una transición política inmediata en Siria, tal como acordaron en Viena las potencias extranjeras involucradas en el conflicto, y explicó que primero es necesario “derrotar a los grupos terroristas” que controlan grandes extensiones del territorio.
En una entrevista brindada al canal de televisión público italiano RAI, el presidente sirio consideró que no puede haber un calendario de elecciones mientras amplios sectores del país continúan fuera del control gubernamental, según la cadena de noticias France 24.
El sábado pasado potencias mundiales y de Medio Oriente mantuvieron una cumbre en Viena para hallar una salida política a la guerra en Siria, donde más de 250.000 personas han muerto desde su inicio, en marzo de 2011, y más de la mitad de la población son refugiados o se han desplazado.
Tras una tensa jornada, los líderes mundiales elaboraron un cronograma de dos años que propone instaurar un gobierno sirio de transición y redactar una nueva Constitución en los primeros seis meses para, en los siguientes 18, convocar elecciones supervisadas internacionalmente.
“Este cronograma se inicia después de derrotar al terrorismo. No se puede lograr algo políticamente mientras los terroristas tienen tomadas muchas zonas en Siria”, sostuvo Al Assad, quien opinó que a partir de entonces, entre “un año y medio a dos años es suficiente para cualquier transición”. (Télam)