Aldea global (09/10/2016)

SUSPENSION –
Budapest – La empresa Mediaworks, propietaria del mayor diario de Hungría, el opositor Népszabadság (Libertad del Pueblo), anunció el cierre temporal del rotativo, un paso calificado por sus periodistas como una medida “golpista”. Los miembros de la redacción ya no tienen acceso a su correo electrónico y tampoco pudieron entrar en la sede del periódico, informaron los periodistas en la página del diario en Facebook. “Estimados seguidores, la redacción de Népszabadság se ha enterado junto a la opinión pública de que el diario fue cerrado. Nuestro primer pensamiento es que esto es un golpe”, señalaron los periodistas, aludiendo a que no fueron informados sobre el cierre. (Télam)

VENDAVAL –
Beijing – Fuertes vendavales que en los últimos días azotaron el norte de China causaron daños en un tramo de la Gran Muralla en la provincia de Shanxi, informó la agencia oficial Xinhua. En el llamado tramo de Guangwu, construido durante la dinastía Ming (1368-1644), los vientos causaron el derrumbe de la “Puerta de la Luna”, un arco que constituía los únicos restos de un torreón de vigilancia de la muralla. El arco llevaba un tiempo en peligro de colapso, y el vendaval que sacudió la zona a principios de esta semana redujo a escombros la edificación, destacó Zhang Bingfa, conservador de la Gran Muralla en Shanxi.(Télam)

MANIFESTACION –
Cachemira – Cientos de personas protestaron ayer en el entierro de un niño de 13 años, fallecido tras recibir disparos durante la represión policial desatada el viernes en Srinagar, en la Cachemira India, donde desde hace más de tres meses se impuso un toque de queda para frenar las manifestaciones de grupos separatistas. Los manifestantes volvieron a ser reprimidos por la Policía cuando intentaban trasladar los restos del menor por una calle principal de la ciudad para llevarlos hasta el cementerio pese a que las autoridades locales impusieron un nuevo toque de queda, informó la agencia EFE. (Télam)

RESCATE –
Atenas – Alrededor de 131 migrantes fueron rescatados ayer frente al Peloponeso tras haber enviado una señal de socorro, anunció la Guardia Costera griega. Los migrantes, cuya nacionalidad se desconoce, parecían dirigirse a Italia en un barco de 18 metros de eslora, según la agencia griega Athens News Agenc (ANA). Debido a las nefastas condiciones meteorológicas, los migrantes enviaron una señal de socorro llamando al 112, el número de emergencias europeo. Cinco migrantes llegaron a la orilla a nado y los otros pasajeros fueron transportados al puerto de Modón. Algunos afirmaron que Grecia no era su país de destino. (AFP)

Compartir