Aldea Global (21-11-2017)

MURO – Washington – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a hablar ayer de la “necesidad” de construir el controversial muro en la frontera con México, apenas un día después de la muerte de un agente de la Patrulla Fronteriza estadounidense en un incidente en el sur de Texas. “Hemos hablado sobre el muro. Vamos a tener ese muro. Lo necesitamos”, expresó Trump ayer a la prensa en la Casa Blanca en el marco de una reunión de su gabinete. El presidente estadounidense sigue sosteniendo que México pagará de una forma u otra la construcción del muro, algo que descarta de plano el Gobierno de Enrique Peña Nieto. (Télam)

ESCLAVOS – Nueva York – El secretario general de la ONU, António Guterres, se declaró ayer “horrorizado” por la supuesta venta en Libia de migrantes africanos como esclavos y exigió una investigación urgente para llevar a los responsables ante la Justicia. “La esclavitud no tiene sitio en nuestro mundo. Estas acciones están entre los abusos más atroces de los derechos humanos y pueden suponer crímenes contra la humanidad”, dijo Guterres en declaraciones a la prensa. El jefe de Naciones Unidas respondió así a las imágenes emitidas en los últimos días por la cadena de televisión CNN en la que aparecen migrantes subsaharianos que aparentemente están siendo subastados como esclavos en algún lugar de Libia. (Télam)

BERTA CACERES – Tegucigalpa – Un policía y a un ex agente policial que habían sido asignados a la investigación del asesinato de la ambientalista Berta Cáceres, en marzo de 2016, fueron detenidos ayer acusados de aportar pruebas falsas para desviar las pesquisas. Se trata del investigador Juan Carlos Cruz y el ex policía Miguel Arcángel Rosales Izcano. De acuerdo a una investigación realizada por fiscales, los detenidos presentaron “pruebas falsas para tratar de desviar las investigaciones en torno al crimen de la líder ambientalista”, citó la agencia de noticias EFE. (Télam)

SECUESTROS – Bogotá – Las autoridades de la comunidad indígena Awá, asentada en el suroeste de Colombia, denunciaron ayer el secuestro de siete personas por parte de disidentes de las FARC, tres de ellas menores que pudieron ser rescatadas. “El pasado 11 de noviembre un grupo de disidentes de las FARC secuestró a siete personas, cuatro de las cuales todavía permanecen en su poder y se teme que ya estén muertas”, dijo el consejero mayor de la Unidad Indígena del Pueblo Awá, Rider Pay. El sábado pasado se dio un enfrentamiento armado entre dos grupos de disidentes de las FARC, identificados como Gaula NP y Guerrilla Unida del Pacífico, que se disputan el control de la zona rural del Tumaco. (Télam)