Aldea global (29/08/2016)

DECESO –
Londres – Un británico de 45 años que intentó cruzar a nado el Canal de la Mancha falleció en el hospital al que fue trasladado tras sufrir una indisposición en pleno trayecto. El hombre se había marcado como objetivo superar los más de 40 kilómetros que separan Douvres (Gran Bretaña) de Calais (Francia). Su recorrido a nado comenzó a primera hora de la tarde del sábado, acompañado de un equipo encargado de homologar el desafío y de socorrerle en caso necesario. Tuvieron que sacarlo del agua y llevarlo al puerto de Calais, donde bomberos y socorristas se hicieron cargo de él en un primer momento. En el traslado al hospital se le practicaron masajes cardíacos, pero finalmente el hombre falleció. (Télam)

CONTAMINADAS –
Ankara – Unas 10.000 personas fueron hospitalizadas este fin de semana en el este de Turquía por malestares causados aparentemente por el consumo de agua corriente contaminada.
El alcalde de la ciudad de Kahramanmaras, Fatih Mehmet Erkoc, señaló que “al parecer los problemas surgieron por una bacteria o virus transmitido por agua contaminada”. Los hospitales de la ciudad y de los alrededores informaron de pacientes con vómitos y fiebre alta, aunque ninguno está grave. En tanto en la ciudad, donde se comenzó a repartir agua embotellada, se estableció un centro de crisis y las autoridades instaron a no beber agua de la canilla sin antes hervirla. (Télam)

ACCIDENTE –
Bogotá – Cinco personas murieron y 20 resultaron heridas tras volcar un autobús de servicio público en la madrugada de ayer en el centro de Colombia, informaron los bomberos. “Veinte personas resultaron heridas y cinco perdieron la vida, entre ellas un menor de cuatro años”, dijo un portavoz de los Bomberos del departamento de Cundinamarca (centro), donde ocurrió el accidente. Según la fuente, el siniestro sucedió a la 1.30 cuando un autobús que salió de Pereira con destino a Bogotá se volcó a la altura del kilómetro 121 de la vía que conecta a la capital colombiana y a la ciudad de Girardot. (AFP)

SONDA –
Washington – Después de cinco años de vuelo, la sonda Juno realizó ayer su máxima aproximación a Júpiter, informó la agencia espacial estadounidense Nasa. Juno, que está en la órbita de Júpiter desde el 4 de julio, tenía previsto quedar a 4.200 kilómetros del planeta, indicó la Nasa según un cable de la agencia DPA. “Los científicos esperan los resultados”, señaló la agencia espacial estadounidense en Twitter. Está previsto que la sonda espacial realice otras 35 aproximaciones a Júpiter hasta el final de su misión, que culmina en febrero de 2018, pero ninguna tan cercana como la de ayer. (Télam)

Compartir