“Ampliación de asentamientos nos amenaza”

El viceprimer ministro saliente de Israel, Dan Meridor, afirmó ayer que la política de su gobierno de impulsar nuevos asentamientos en territorio cisjordano es una “amenaza” para su país, porque torna imposible un Estado palestino.
“Hay una contradicción entre nuestra afirmación de que estamos dispuestos a aceptar una solución basada en la coexistencia de dos Estados y el hecho de que no limitamos la ampliación de las colonias a los bloques de asentamientos”, dijo Meridor.
Los “bloques de asentamientos” son municipios judíos que controlan alturas en Cisjordania.
La comunidad internacional considera ilegales todos los asentamientos judíos fuera de los límites de 1967, y los palestinos exigen que las obras de construcción se detengan totalmente antes de iniciar ninguna negociación. El actual gobierno israelí, por el contrario, empezó a interconectarlos con nuevas construcciones.
“No debemos construir entre esos bloques”, advirtió Meridor, “porque eso crearía una situación muy peligrosa para el sionismo, con la existencia de un solo Estado entre el Mediterráneo y el río Jordán; eso sería para nosotros una amenaza mayor que para otros”.
Previamente, el primer ministro Benjamin Netanyahu había anunciado en un comunicado emitido por su oficina que no cambiaría su política de seguir ampliando los asentamientos judíos. (Télam)