Apuñalan a candidato presidencial de Brasil

El ex militar sufrió heridas en el hígado, el pulmón y los intestinos. Luego de ser operado, el candidato que ocupa el primer lugar en las encuestas de cara a las elecciones del próximo 7 de octubre sin Lula, se encuentra estable.
El candidato de ultraderecha Jair Bolsonaro fue herido el jueves de una cuchillada en un acto de campaña de las polarizadas e inciertas elecciones presidenciales del próximo 7 de octubre en Brasil. El supuesto agresor fue detenido poco después de concretar el ataque.
Su hijo Flavio anunció inicialmente que su padre, favorito en los sondeos para la primera vuelta sin la presentación de Lula, había sufrido una herida “superficial” durante una caminata entre una muchedumbre de simpatizantes en Juiz de Fora. Pero el hospital Santa Casa, de esa localidad de Minas Gerais, informó poco después que el paciente estaba siendo sometido a una intervención quirúrgica tras ser ingresado con “una lesión provocada por un instrumento perfocortante en la región del abdomen”.
Imágenes captadas con celulares que se propagaron rápidamente por las redes sociales mostraron cómo el candidato, que era llevado en andas por sus seguidores, cae tras recibir lo que parece ser un fuerte golpe en el abdomen, antes de ser evacuado por los propios militantes.
El presunto autor del ataque fue detenido rápidamente, confirmó la teniente Sandra Jabour, de la Policía Militar (PM) de Minas. “Inmediatamente la Policía Militar detuvo al autor, un ciudadano de Montes Claros, de 40 años, soltero”, precisó, agregando que el individuo “llevaba un cuchillo normal, de cocina, enrollado en un paño”.

“Por Dios”.
El autor de la puñalada, identificado como Adélio Bispo Olivia, contra el candidato brasileño dijo que actuó por “motivos personales” y “por orden de Dios”, según consta en el informe de la Policía Militar , un cuerpo que actúa bajo la autoridad de cada estado. “Nos dijo que el motivo del intento se dio por motivos personales, los cuales no pudimos entender, diciendo también en ciertos momentos que fue por orden de Dios”, explicó el informe de la fuerza policial, divulgado tras el ataque.

Repudio.
El atentado fue repudiado por el presidente Michel Temer y por los demás candidatos. “Es intolerable que en un Estado democrático de derecho no haya la posibilidad de una campaña tranquila”, dijo mandatario brasileño. El centroderechista Geraldo Alckmin exhortó a deponer las actitudes de “odio” y urgió a una “investigación rápida y un castigo ejemplar”. “Repudio totalmente cualquier acto de violencia y deseo un pronto restablecimiento a Jair Bolsonaro”, escribió por su parte en Twitter Fernando Haddad, vicepresidente del encarcelado expresidente de izquierda Lula, que podría reemplazarlo al frente de la fórmula.

Encuestas.
Excapitán del Ejército y diputado federal, Bolsonaro, de 63 años, hace campaña con propuestas de liberalización del porte de armas para combatir la delincuencia y desmarcándose de una clase política ampliamente tocada por los escándalos de corrupción.
Tiene 22% de intenciones de voto en las elecciones, 10 puntos más que sus más inmediatos seguidores, que lo derrotarían sin embargo en una segunda vuelta, según una encuesta Ibope divulgada el miércoles. Su reivindicación de la dictadura militar y una retórica con tintes racistas, misóginos y homófobos lo convierten asimismo en el candidato con mayor índice de rechazo (44%).

Juez rechaza recurso de Lula
Un juez de la corte suprema de Brasil rechazó el jueves un recurso presentado por el encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva contra la invalidación de su candidatura para las elecciones del próximo 7 de octubre. La noticia se había dado a conocer durante la mañana, horas antes del ataque contra el candidato de la ultraderecha, Jair Bolsonaro.
La defensa del dirigente de izquierda, favorito en los sondeos hasta su exclusión de la contienda electoral, fundamentaba su demanda de medida cautelar en una decisión del Comité de Derechos Humanos de la ONU, que pidió que Lula pudiese ser candidato y hacer campaña, incluso en detención.
Pero el magistrado Luiz Edson Fachin, a cargo de la investigación Lava Jato en el Supremo Tribunal Federal, consideró que el pronunciamiento de ese organismo de la ONU no permitía emitir una medida cautelar que ignorase las consecuencias que conlleva la condena de Lula.
Los abogados de Lula multiplicaron en los últimos días los recursos ante el STF y pidieron una nueva toma de posición del Comité de la ONU para tratar de asegurar su presencia en los comicios. La Justicia también dio plazo al PT hasta el 11 de septiembre para buscarle un sustituto.