Inicio El Mundo Arrancan las reuniones en Washington

Arrancan las reuniones en Washington

DUJOVNE Y SANDLERIS PARTICIPARAN DE LA ASAMBLEA DEL FMI Y EL BANCO MUNDIAL

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central (BCRA), Guido Sandleris, tendrán en Washington una serie de reuniones con inversores y con funcionarios de organismos internacionales, durante la asamblea de Primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y Banco Mundial.
Sandleris se encuentra en la capital estadounidense para participar como orador en un evento organizado por el Council of The Americas, según se informó.
En tanto, el ministro Dujovne comenzará el jueves con reuniones con inversores en Washington junto con el presidente del Banco Central. Se trata de encuentros privados organizados por instituciones financieras que buscan abrir puertas a potenciales inversiones en la Argentina.
El ministro de Hacienda finalizará la jornada del jueves con una cena de trabajo con representantes del G20 (Grupo de los 20).
Por su parte, la actividad de Sandleris de hoy se completa con su participación en la primera sesión sobre economía global de la reunión G20, y con una reunión con David Lipton, primer subdirector gerente del FMI.
El viernes, Dujovne mantendrá una reunión con países miembros del Fondo Monetario Internacional, otra con los del G20 y encuentros bilaterales con sus pares de Brasil y Arabia Saudita. y para el sábado se destaca el diálogo con el primer subdirector gerente del FMI, David Lipton.
Sandleris, por su parte, participará de la segunda sesión de la reunión del G20 y completará sus actividades con una reunión bilateral con la Reina Máxima de Holanda, y más tarde lo hará con los países miembros del FMI, encuentros que se continuarán durante el sábado.
Como broche de las Reuniones de Primavera, Dujovne participará junto con Lagarde el próximo domingo del «Fiscal Forum: Impulsando la inversión en personas e infraestructura», el cual será dirigido por el editor del Financial Times, Gillian Tett.
Las reuniones de Primavera del Grupo Banco Mundial (GBM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) son encuentros para debatir temas de preocupación mundial, entre ellos, la perspectiva económica mundial, la erradicación de la pobreza, el desarrollo económico y la eficacia de la ayuda.

Expo EFI.
Por otra parte, destacados economistas y analistas financieros debatieron sobre la viabilidad del acuerdo con el FMI, la propuesta de dolarización de la economía y la necesidad de reducir el gasto público en un país con 32% de pobres.
Durante su participación en la Expo EFI, que se celebra durante miércoles y jueves en La Rural, Roque Fernández, José María Fanelli y José Luis Machinea expusieron sus principales ideas en el panel bautizado «Un café con experiencia».
El ex ministro de Economía Roque Fernández dijo que uno de los principales inconvenientes de la economía argentina provine del exterior. «La volatilidad externa nos complica muchísimo la vida», remarcó el académico de Ucema, y resistió la propuesta de Domingo Cavallo de dolarizar salarios y jubilaciones. «Si dolarizamos nos quedamos sin la posibilidad de corregir las distorsiones», enfatizó.
El contador cordobés y ex titular del Palacio de Hacienda durante el segundo mandato de Carlos Menem consideró que «tarde o temprano vamos a tener que resolver problemas estructurales como el gasto público».
El economista e investigador del Conicet José María Fanelli aclaró que «no es fácil bajar el gasto público con 32% de pobres» y aseguró que la Argentina atraviesa un «problema de credibilidad».
Fanelli consideró que el Gobierno ni la oposición tienen un plan «creíble» para los próximos años. «No hay plan de futuro que sea creíble y nadie apuesta al futuro», sentenció el analista en la Expo EFI. (Ambito.com y NA)

«Es tiempo de actuar»
El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió ayer que el aumento en los niveles de deuda de empresas y Estados, y el fuerte incremento de préstamos riesgosos, podría hacer a la economía mundial más vulnerable a otra severa recesión.
Si bien estas preocupaciones «todavía no están prendiendo las alarmas», los gobiernos enfrentarán desafíos para equilibrar la necesidad de reforzar la supervisión del sector financiero, en un momento en que la economía mundial se está desacelerando, dijo Tobias Adrian, director del Departamento de Mercados Monetarios y de Capitales del FMI.
«Es tiempo de actuar», ante el aumento de riesgos, señaló. «No debemos relajar nuestros esfuerzos», indicó.
El informe semestral de Estabilidad Financiera Global del FMI señala un aumento de las debilidades en las economías de mercados avanzados y emergentes, y dice que se necesitará la «combinación correcta de políticas (para) sostener el crecimiento mientras las vulnerabilidades se mantienen bajo control».
«En Estados Unidos, la proporción de deuda corporativa con respecto al PIB se encuentra en niveles récord. En varios países europeos, los bancos están sobrecargados con bonos del gobierno», dijo Adrián en rueda de prensa.
La vulnerabilidad del sector empresarial «parece fuerte en aproximadamente el 70% de los países de importancia sistémica», detalló.
Las acciones de los bonos de menor calificación (BBB) se han cuadruplicado desde el último informe de octubre, mientras la cantidad de deuda más riesgosa, o de «grado especulativo», se ha duplicado, según el informe del FMI.
Una desaceleración económica más pronunciada o condiciones financieras mucho menos flexibles podrían «afectar la capacidad de las compañías endeudadas para pagar su deuda», especialmente porque la solvencia de los prestatarios se ha deteriorado significativamente, dijo por su lado Fabio Natalucci, director adjunto del departamento de mercados de dinero.
El FMI instó a los países a tomar medidas proactivas, incluida la limitación de la cantidad de crédito de riesgo, el aumento de las reservas bancarias y la reducción de la deuda pública en la zona euro. (NA)

La peor moneda
La crisis económica generada por el Gobierno desmoronó el prestigio del peso en el mundo. En Estados Unidos hablan de nuestra moneda como «la peor del mundo». El canal de noticias estadounidense especializado en economía CNBC tituló en unos de sus artículos que el peso argentino es «la peor moneda del mundo» de este año. «La renovada volatilidad del mercado en Argentina podría desencadenar otra crisis monetaria. La popularidad del presidente Macri se ha visto afectada considerablemente en los últimos meses», señalaron analistas a CNBC.