Ataque de coalición saudita

LA UNESCO CONDENO EL BOMBARDEO CONTRA LA CAPITAL DE YEMEN

La Unesco condenó duramente un bombardeo lanzado ayer por aviones de la coalición liderada por Arabia Saudita contra el casco antiguo de Sanaá, la capital de Yemen, que mató a seis civiles y destruyó tres casas en ese sitio incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad.
Residentes del barrio de Qassimi, que posee miles de casas construidas en el siglo XI, dijeron que se trató del primer ataque aéreo contra la zona desde que la coalición árabe liderada por Arabia Saudita inició su campaña de bombardeos contra los rebeldes chiitas hutíes que controlan Sanaá, el 26 de marzo.
La agencia de noticias yemení SABA, controlada por los hutíes, informó que al menos seis civiles fallecieron y tres casas se derrumbaron tras los varios ataques de la coalición árabe, que llegaron días antes de que los bandos yemeníes en conflicto celebren conversaciones de paz auspiciadas por la ONU.

Unesco.
La Unesco el organismo de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura , deploró el ataque.
“Esta destrucción sólo exacerbará la crisis humanitaria, y reitero mi pedido a todas las partes de respetar y proteger la herencia cultural de Yemen”, dijo la directora general de la Unesco, Irina Bokova.
“Estoy profundamente consternada por la pérdida de vidas humanas así como por el daño infligido a una de las joyas más antiguas del paisaje urbano islámico”, agregó.
Hasah al Shamsi, testigo del suceso, agregó que los escombros de las tres casas destruidas quedaron esparcidos y los equipos de rescate buscaban sobrevivientes entre los restos de los edificios, informó la agencia de noticias EFE.
“Estoy conmocionada por las imágenes de esas magníficas casas-torre de múltiples pisos y serenos jardines reducidas a escombros”, señaló Bokova.
“El valor histórico y las memorias que guardaban esos sitios han sido dañadas irreparablemente o destruidas”, añadió.

Conflicto.
El conflicto entre los hutíes y el gobierno yemení, que ya lleva varios años, se agravó en septiembre pasado cuando los rebeldes tomaron Sanaá y más aún en marzo último, cuando los insurgentes acorralaron al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi en la sureña ciudad portuaria de Adén, el 26 de marzo.
Ese mismo día, Hadi huyó a Arabia Saudita, que por su parte comenzó la campaña de bombardeos contra los hutíes, que según la ONU ya dejó más de 2.300 muertos y 1 millón de desplazados y provocó un colapso humanitario en el más pobre de los países árabes.

Negociaciones.
En tanto, la ONU informó ayer que las negociaciones de paz entre las partes, pautadas para mañana en la ciudad suiza de Ginebra, fueron postergadas para el lunes debido a que una de las delegaciones yemeníes arribará a la ciudad helvética recién mañana a la noche.
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se reunirá con representantes de los hutíes y de Hadi en Ginebra en las primeras conversaciones de paz mediadas por la ONU a las que asistirán todos los bandos yemeníes enfrentados, aunque no los países de la coalición árabe.
Un vocero de la ONU dijo ayer en Ginebra que Ban espera que las conversaciones redunden en una “nueva dinámica para generar confianza entre los actores yemeníes y produzcan beneficios concretos para la población” del país del sur de la península Arábiga.
El portavoz, Ahmad Fawzi, dijo a periodistas que el enviado especial de la ONU para Yemen, Ismail Ould Cheikh Ahmed, buscará sentar a las partes en la misma mesa de negociaciones, que comenzarán con “conversaciones de aproximación” y que se estima durarán dos o tres días. (Télam)