Atentado dejó 39 muertos

TRIPLE ATAQUE SUICIDA EN EL AEROPUERTO DE ESTAMBUL

Tres atacantes suicidas detonaron ayer explosivos luego de abrir fuego con fusiles automáticos en el aeropuerto internacional Ataturk, de Estambul, el más grande de Turquía, donde al menos 39 personas murieron y 147 resultaron heridas, y “los primeros indicios” sugerían que el ataque fue obra del grupo islamista Estado Islámico (EI), informaron fuentes oficiales.
El ataque ocurrió a las 21.30 y más de cinco horas después la cantidad de víctimas variaba según las diversas fuentes oficiales y periodísticas.
El primer ministro de Turquía, Binali Yildirim, informó en la madrugada que la cantidad de muertos había ascendido a 39 (36 víctimas y los tres atacantes), mientras el ministro de Justicia, Bekir Bozdag, reportó que la cuenta de heridos había subido a 147.
Asimismo, Yildirim dijo que “los primeros indicios” sugerían que EI fue el autor del atentado, aunque aclaró que las autoridades continuaban investigando.
Más temprano, el presidente de Turquía, Recept Tayyip Erdogan, condenó el atentado y destacó que este tipo de ataques podría haber pasado en cualquier otra ciudad del mundo.
“Condeno con dureza este ataque; tenemos que estar unidos en la lucha contra el terrorismo; este ataque podría haber pasado en cualquier ciudad”, dijo Erdogan en un comunicado, informó la agencia de noticias EFE.
“Espero que el ataque contra el aeropuerto Atatürk (de Estambul) sea un punto de inflexión para la lucha común contra todas las organizaciones terroristas del mundo”, agregó.
El aeropuerto de Ataturk, por donde pasan cada año 61 millones de pasajeros, es el centro de operaciones de Turkish Airlines, una de las aerolíneas que creció mucho en los últimos años.
Según las primeras informaciones de medios turcos, dos de los suicidas se inmolaron delante y justo en la entrada del aeropuerto, respectivamente, y otro en un estacionamiento cercano.
La entrada a la zona de pasajeros del aeropuerto, ubicado en el sector europeo de Estambul, se encontraba sometida a controles de seguridad, con arcos detectores y escáneres.
Una empleada del principal aeropuerto turco relató a una radio local que una de las explosiones sucedió justo en la entrada al terminal de salidas internacionales, donde se encuentra el primer control de seguridad para los viajeros.

Operativo.
Al lugar se desplazó medio centenar de ambulancias y según los medios turcos los taxistas comenzaron a trasladar a los heridos a los hospitales.
El Ministerio del Interior turco organizó un centro de crisis en el aeropuerto, donde desde luego fueron cancelados todos los vuelos.
“Estábamos en el control de pasaportes y oímos un tiroteo; eran cuatro personas y empezaron a disparar contra la gente; entonces se hicieron detonar”, relató a CNN Turk una mujer que estuvo en el lugar del ataque.
No quedó claro el porqué de la discrepancia entre el número de atacantes reportado por esta testigo y los tres de los que se informó oficialmente. (Télam)

Compartir