Atentado dejó tres muertos en Colombia

El presidente Juan Manuel Santos defendió ayer la paz en Colombia, al día siguiente del atentado con explosivo en Bogotá que dejó tres muertos, incluida una francesa, y ofreció una recompensa por los responsables.
“Con la paz, con la reconciliación, hemos avanzado mucho para consolidar la tranquilidad de los colombianos”, indicó Santos a la prensa al término de una reunión con los altos mandos de la fuerza pública en la presidencial Casa Nariño.
El premio Nobel de la Paz de 2016, galardón que recibió por sus esfuerzos para acabar con más de medio siglo de conflicto armado, aseguró: “no vamos a permitir que lo logrado hasta ahora sea frenado por unos extremistas, cobardes o de quienes no quieren la reconciliación del pueblo colombiano”.
El sábado a las 17 locales (22.00 GMT) un explosivo estalló en un baño de la segunda planta del exclusivo centro comercial Andino, matando a la francesa Julie Huynh, de 23 años, y a dos colombianas de (31 y 41).
“El equipo investigador tiene tres hipótesis concretas y no las voy a mencionar para no dañar la investigación”, añadió.
La mayoría de los nueve heridos en la explosión, entre ellos la madre de Huynh, ya fueron dados de alta del hospital, salvo una mujer que “sigue en cuidados intensivos”, detalló Santos.
El gobernante ofreció una recompensa por 100 millones de pesos (unos 33.000 dólares) a quien “dé información que pueda ayudar a capturar a los responsables”. Por ahora ningún grupo ha reivindicado el ataque.
El atentado ocurrió antes de que la guerrilla FARC inicie mañana la tercera y última fase de la dejación de armas prevista en el acuerdo de paz firmado en noviembre con el gobierno.
Tanto el jefe de las FARC, Rodrigo Londoño (Timochenko), como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) condenaron el atentado y advirtieron sobre aquellos que quieren o “hacer trizas” el proceso de paz. (AFP-NA)