Autoridades de Londres y Bruselas investigan ataques

GRAN MANIFESTACION EN BARCELONA POR LA PAZ

Las autoridades belgas y británicas investigaban ayer los dos ataques, calificados de “terroristas”, con arma blanca y al grito de “Alá Akbar” contra las fuerzas de seguridad en Bruselas, reivindicado por la noche por el grupo Estado Islámico, y en Londres.
Un hombre agredió a soldados con un cuchillo en Bruselas al grito de “Alá Akbar” (Dios es el más grande, en árabe) y luego fue abatido, y otro, armado con un sable, fue detenido en Londres tras haber herido a tres policías delante del palacio de Buckingham.
El ataque de Bélgica fue rápidamente calificado de “terrorista” por las autoridades, y el sábado por la noche el grupo yihadista Estado Islámico (EI) lo reivindicó en un comunicado publicado en la aplicación de mensajería Telegram por su órgano de propaganda Amaq.
“El asaltante del ataque de Bruselas era uno de los soldados del Estado Islámico”, indicó el comunicado. “La operación se llevó a cabo en respuesta a los llamados a atacar los Estados de la coalición” internacional antiyihadista que opera en Siria e Irak, de la que Bélgica forma parte.

Londres.
En Londres, la policía británica anunció que el asaltante había sido detenido “en el marco de la legislación antiterrorista”.
Un hombre de 26 años, oriundo de Luton (a 50 km al norte de Londres), donde se están llevando a cabo registros, “gritó varias veces Alá Akbar” y trató de agarrar un “sable de 1,20 m” que estaba en el suelo del asiento del pasajero de su vehículo, anunció el sábado la policía británica.

Marcha en Barcelona.
Ambos ataques ocurrieron en un contexto de aumento de atentados yihadistas en Europa, horas antes de una gran manifestación por la paz ayer en Barcelona, tras los atentados de Barcelona y Cambrils (noreste de España) que dejaron 15 muertos y más de 120 heridos el 17 y 18 de agosto.
En Bruselas, la fiscalía federal belga indicó haber abierto una investigación por “intento de asesinato terrorista”. El asaltante “se abalanzó a la espalda” de tres militares “y los golpeó” con un cuchillo, “gritando Alá Akbar”, contaron el sábado los investigadores.

Dos coranes.
Uno de los militares abrió fuego. “El hombre fue disparado dos veces y murió poco después, en el hospital, debido a sus heridas”, explicó la fiscalía, añadiendo que el agresor, además del cuchillo “tenía un arma de fuego falsa y dos coranes”.
El agresor, nacido en 1987, era un belga de origen somalí que tenía un domicilio en Brujas (noroeste), donde se llevó a cabo un registro durante la noche, indicó la fiscalía belga en un comunicado, que precisó que el hombre no tenía antecedentes vinculados con “actos de terrorismo”.
El ataque tuvo lugar poco después de las 20 (18 GMT) en un bulevar en pleno centro de la capital belga. (AFP-NA)