Aviones rusos bombardean a fuerzas aliadas de la coalición

Unos aviones rusos bombardearon a combatientes apoyados por Estados Unidos en varias pequeñas localidades en el norte de Siria, creyendo que se trataba de fuerzas del grupo Estado Islámico que se encontraban en el área, manifestó ayer un alto general estadounidense.
El martes, “algunos aparatos rusos y del régimen (de Bashar al Asad) bombardearon algunas localidades que pienso que creyeron controladas por el ISIS, pero… en realidad en el terreno había algunas fuerzas de nuestra coalición árabe en Siria”, dijo el teniente general del ejército Stephen Townsend a los periodistas, subrayando que hubo “algunas” bajas.
El jefe militar agregó que unos comandos estadounidenses estaban a menos de cinco kilómetros del lugar y que el bombardeo terminó cuando los estadounidenses se comunicaron con los rusos a través de una línea especial.
El incidente ilustra la complejidad de la situación en el terreno, cerca de Al Bab, una ciudad situada no lejos de la frontera turca.
“Hay tres ejércitos y una fuerza enemiga (EI) combatiendo en la misma zona”, señaló Townsend, aludiendo a las fuerzas del régimen, a las fuerzas turcas y a la alianza árabo-kurda de las FDS.
Esos ejércitos deberían “permanecer concentrados” en el grupo Estado Islámico “y no enfrentarse deliberada o accidentalmente”, estimó.
El militar estadounidense afirmó que en el bombardeo ruso habían resultado heridos o muertos combatientes de la coalición árabo-kurda, pero no dio cifras.
Por otro lado, el ejército sirio entró en la ciudad de Palmira, que estaba en poder del grupo yihadista Estado Islámico, indicó una organización no gubernamental.
“El ejército entró en un barrio del oeste de Palmira y ganó el control de una parte de ese sector”, afirmó el director del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos”, Rami Abdel Rahman”. “Hay enfrentamientos e importantes bombardeos en la ciudad”, añadió.
Apoyados por bombardeos aéreos y tropas rusas, las fuerzas gubernamentales sirias intentan desde hace semanas alcanzar Palmira, situada en el desierto de la provincia de Homs. (AFP)

Compartir