Banco Central tiene nuevo director

TRIBUNAL SUPREMO DE BRASIL ANALIZA JUICIO POLITICO CONTRA TEMER

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, envió ayer un fuerte mensaje a los mercados financieros con la designación del economista jefe de la mayor entidad privada del país, Itaú, como nuevo presidente del Banco Central, en el marco de las reformas que encarna junto con sus aliados de centroderecha durante la suspensión en el cargo de la mandataria Dilma Rousseff.
Simultáneamente, el vicepresidente enfrentaba resistencias a declaraciones de ajuste en áreas sensibles como educación y salud y un nubarrón político se le abrió en el horizonte cercano, luego de que la suprema corte del país decidió que debe votar en los próximos días si es posible que él también sea sometido por el Congreso a un juicio político como Rousseff.
Antes de la apertura de los mercados, Ilan Goldfajn, economista jefe del Banco Itaú Unibanco, la entidad financiera privada más grande del país, fue anunciado ayer como nuevo titular del Banco Central por el hombre cada vez más fuertes de la gestión Temer, el ministro de Economía, Henrique Meirelles.
Meirelles dio a conocer a parte de su equipo económico y presentó en sociedad la designación de Goldfjan, que levanta las banderas de “autonomía” del Banco Central defendidas por los candidatos opositores Aecio Neves y Marina Silva, derrotados por Rousseff en los comicios de octubre de 2014.
“La autonomía de decisión del Central no se confunde con independencia. Lo que se define es autonomía técnica”, dijo Meirelles sobre Goldfajn, al presentar a su equipo económico, en una búsqueda de señales de confianza hacia el mercado financiero.
Goldfajn fue director de la Secretaría de Planificación Económica del Banco Central en los últimos tres años del gobierno de Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) y director entre 2006 y 2009 de la Casa de las Garzas, un centro de estudios vinculados al Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Senado.
La designación del nuevo jefe de la autoridad monetaria brasileña debe ser aprobada por el Senado y mientras tanto continuará al frente Alexandre Tombini, de la gestión de la suspendida presidenta DIlma Rousseff.
Goldfajn será responsable de la política cambiaria y de tasa de interés con la cual se combate a la inflación, uno de las primeras tareas del gobierno para fijar posición frente a los inversores, de acuerdo a la línea de trabajo trazada por Temer cuando asumió.
Para asumir, su designación debe ser aprobado por el Senado y el gobierno de Temer quiere quitarle el rango de ministro al jefe del Central pero darle fueros, con el objetivo de mantenerlo en el cargo

Juicio a Temer.
El pleno del Tribunal Supremo de Brasil analizará una demanda que insta a la apertura de un juicio político contra el presidente interino, Michel Temer, quien desde semana pasada sustituye a la mandataria Dilma Rousseff, suspendida para responder a un proceso similar.
El magistrado Marco Aurelio Mello, uno de los once miembros del tribunal, anunció que remitirá al pleno una demanda que acusa a Temer de irregularidades similares a las que llevaron al Senado a iniciar un juicio político con miras a la posible destitución de Rousseff.
En el caso de Temer, la acción fue presentada por Mariel Marley Marra, un abogado que dice actuar por cuenta propia y recurrió al Supremo después de que la Cámara de Diputados, que tiene la potestad de decidir sobre la apertura de un juicio contra un mandatario, no aceptó a trámite su demanda.
Según el abogado, en la condición de vicepresidente que ocupaba hasta la semana pasada, Temer suscribió en 2015 cuatro decretos que modificaron los presupuestos del Estado sin haber sido aprobados por el Congreso, como establece la ley.
La firma de decretos relativos a los presupuestos sin la debida aprobación parlamentaria es una de las vertientes de las acusaciones que pesan contra Rousseff. (Télam)