Bélgica mantiene las medidas de alerta

POR TEMOR A UN ATENTADO

El gobierno belga mantendrá por al menos por una semana el nivel máximo de alerta en la región de Bruselas por temor a un atentado, informó ayer el primer ministro belga, Charles Michel, mientras prosigue la cacería en Bélgica de uno de los autores de los ataques del 13-N en París y de otra célula islamista.
Y suavizará progresivamente las medidas excepcionales y, a partir de mañana, se reanudará la circulación del subte en la capital y las clases en los colegios, mientras que para el resto del país se aplicara durante toda la semana el nivel 3, correspondiente a las situaciones de riesgo “posible y probable”.
Luego de dos días operativos y allanamientos, autoridades informaron que 21 personas fueron detenidas, incluyendo un sospechoso que fue acusado ayer de haber participado en actividades de un “grupo terrorista” y en los ataques de París del pasado viernes 13, que dejaron 130 muertos y más de 360 heridos.
Abdelhamid Abaaoud, el belga de 29 años y ascendencia marroquí, considerado el “cerebro” de los atentados en París, y tres de sus autores materiales vivieron en Bélgica, entre ellos Salah Abdeslam, quien, según los investigadores franceses, a último momento decidió no inmolarse con un cinturón de explosivos que portaba y regresó a Bruselas al día siguiente de los ataques.
El sábado pasado, el premier Michel ordenó poner a la región de Bélgica bajo el máximo nivel de alerta posible, cerrar lugares públicos y suspender el servicio subte ante la posibilidad de un atentado similar al de París, un estado de excepción que fue prolongado ayer y otra vez hoy.
“Todavía afrontamos el mismo tipo de amenazas que mencioné el domingo”, dijo ayer Michel, que recordó que existe un riesgo “grave e inminente” contra los lugares que habitualmente reúnen a muchas personas, en particular, las calles y centros comerciales y el transporte público.

Nivel 3.
Para el resto de Bélgica se aplicará el nivel 3, de amenaza “posible y probable”, indicó Michel en una comparecencia ante los medios, según informó la agencia de noticias EFE.
Sin embargo, y con el objetivo de “empezar a volver a la normalidad”, las autoridades belgas han decidido “reabrir las escuelas el miércoles”, detalló Michel, que aseguró que “se tomarán medidas de seguridad adicionales”.
Asimismo, se volverá a poner el subte en funcionamiento, probablemente de manera progresiva, indicó. (Télam)