Bolivia: el único que elige jueces por voto popular

CIUDADANOS ELIGIERON AUTORIDADES JUDICIALES

La jornada de comicios judiciales en Bolivia, en la que se eligió por segunda vez en las urnas a los magistrados de los máximos tribunales del país, transcurrió con normalidad y sin incidentes, informó el Tribunal Supremo Electoral (TSE).
Alrededor de 6,4 millones de ciudadanos estaban habilitados para votar en las 30.309 mesas, la mayoría de las cuales comenzó a cerrar a las 16 (las 17 en la Argentina), tras haber funcionado durante ocho horas.
Luego de ese momento solo permanecían activos aquellos centros de votación que abrieron más tarde de lo establecido o que aún tenían ciudadanos formando fila para emitir su sufragio.
Los bolivianos pudieron escoger entre 96 candidatos preseleccionados por el Parlamento, de mayoría oficialista, a los nuevos magistrados de los tribunales Supremo de Justicia (TSJ), Constitucional (TC), Agroambiental (TA) y al Consejo de la Magistratura.
La presidenta del TSE, Katia Uriona, llamó temprano a la “participación pacífica” en los comicios y a ejercer el derecho al voto, “con la seguridad de que el órgano electoral emitirá los resultados que emerjan de las urnas y de la participación ciudadana”.
“Hoy vamos a tener una segunda experiencia en el alcance de lo que se definió en la Constitución, pero también de lo que se definió como un ejercicio democrático que permita, a través del voto, elegir a quienes van a ocupar los cargos en las instancias del Órgano Judicial y del Tribunal Constitucional”, agregó la funcionaria.

Vanguardia.
“Somos el único país en el mundo donde el pueblo vota por sus jueces; con la participación del pueblo en elecciones judiciales empezamos a descolonizar el derecho y democratizar la justicia”, destacó el presidente Evo Morales, impulsor del modelo que reemplazó a la anterior elección por méritos profesionales, en manos del Parlamento.
El mandatario votó en la mesa 14 de Villa 14 de Septiembre en el tropical departamento Cochabamba (en el centro del país), donde está registrado desde 1985, reportaron las agencias de noticias ABI, DPA y EFE.
Esta elección fue la segunda de su tipo en Bolivia tras la realizada en 2011, con una gran cantidad de electores que votaron nulo y blanco en rechazo al proceso que en aquel momento se consideró manipulado por el partido gobernante Movimiento al Socialismo (MAS), para elegir a magistrados afines al Gobierno.
Los opositores bolivianos volvieron a promover el voto nulo en el actual proceso electoral con el mismo argumento y también esta vez ante la decisión del Constitucional de avalar una nueva candidatura de Morales en 2019.

Veedores.
Misiones de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Organización de Estados Americanos (OEA), la Asociación Mundial de Organismos Electorales (A-WEB) y la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) acompañan como observadores estas elecciones judiciales.
La coordinadora general de la Misión de Observadores de la Unión de Naciones Unidas Suramericanas (Unasur), la colombiana Yolimar Carrillo, señaló que el proceso de las elecciones judiciales bolivianas “ha merecido la atención no solo de nosotros sino también del mundo”, donde, agregó, “causa admiración que se elijan de manera popular y directo con voto las elecciones judiciales”.
Carrillo, añadió que ese proceso electoral es seguido por otros países de la región y el mundo con “ojos de expectativa”. (Télam)