Inicio El Mundo Bolton amenazó a Maduro

Bolton amenazó a Maduro

VENEZUELA SE PREPARA PARA NUEVAS MARCHAS

El gobierno de Estados Unidos le subió ayer el tono a su embestida contra Nicolás Maduro al advertir que puede terminar en una «zona playera como la de Guantánamo», por la prisión que tiene en Cuba, aunque aseguró que no es «inminente» una opción militar para favorecer cambios en Venezuela, apenas un día antes de que chavistas y opositores vuelvan a medir fuerzas en las calles.
El asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, que el jueves escribió en su cuenta de Twitter que le deseaba a Maduro «un retiro largo y tranquilo en una bonita playa lejos de Venezuela», ayer insistió con la idea al sostener que «cuanto antes aproveche esa oportunidad, más probable será que pueda, en lugar de estar en otra zona playera como la de Guantánamo».
Aunque Bolton descartó una intervención militar inminente de Estados Unidos, a través de Brasil o Colombia, renovó la idea de que el presidente Donald Trump mantiene «todas las opciones sobre la mesa» para presionar a Maduro ante la crisis en el país caribeño.
El funcionario aconsejó a Maduro y sus principales asesores que «aprovechen la amnistía» que les ofreció el presidente encargado designado por la Asamblea Nacional (AN, parlamento), Juan Guaidó, y declaró que la Casa Blanca está «abierta a tener conversaciones» sobre «dónde podría aterrizar» el presidente venezolano si decide abandonar el poder.
«No estoy seguro de si nadie en Venezuela puede garantizar la seguridad de Maduro» en caso de que se quede en el país después de abandonar el poder, afirmó Bolton.
Luego, se sumó a la andanada el vicepresidente Mike Pence, quien tras reunirse con representantes de la comunidad venezolana en el sur de Florida, afirmó que la lucha en el país suramericano es «entre la democracia y la dictadura» y consideró que es el momento de que Venezuela «recupere la libertad».
Lo de Washington no fue solo discursivo: el Departamento del Tesoro anunció que las compañías no estadounidenses que le compran petróleo a Venezuela a través del sistema financiero de Estados Unidos o agentes de este país tienen hasta el 28 de abril para poner fin a sus compras.
La nota es consecuencia directa de las sanciones impuestas a la petrolera estatal venezolana, Pdvsa, por parte de Washington, que supone un embargo de facto a las exportaciones petroleras a Estados Unidos.

Maduro.
Mientras, Maduro llamó a los militares a «expandir la capacidad de inteligencia preventiva contra el terrorismo, contra el golpismo», en el marco de lo que consideró una «batalla histórica» contra «la mayor agresión» que asegura ha enfrentado su país.
Otra vez frente a militares, en ejercicio casi permanente desde hace una semana, Maduro advirtió que «el imperio norteamericano, las viejas potencias colonialistas de Europa y un puñado de gobiernos oligárquicos, entreguistas, pretenden ponerle la mano al poder político y a la riqueza en Venezuela».
El mandatario instó a los militares, además, a rechazar la amnistía votada por la AN para los efectivos de defiendan la Constitución porque, dijo, no son «delincuentes». De fondo, los asistentes cantaban «leales siempre, traidores nunca».
Para el sábado se espera otra jornada compleja, porque chavistas y antichavistas volverán a ganar las calles, en coincidencia con el aniversario número 20 de la llegada al poder de Hugo Chávez. (Télam)

Guaidó no negocia
El presidente interino de Venezuela designado por el parlamento, Juan Guaidó, dijo ayer a México y Uruguay que no irá a un diálogo que busque mantener a «violadores de derechos humanos en el poder» y que solo está interesado en una negociación que acuerde el cese de «usurpación» del poder del mandatario Nicolás Maduro.
«Queremos expresarle con certeza y firmeza que las fuerzas democráticas, las instituciones legítimas, y mucho menos el pueblo de Venezuela será partícipe de conversaciones y negociaciones cuyo propósito sea mantener a violadores de derechos humanos en el poder por la vía del engaño», expresó Guaidó en una carta publicada en Twitter.
En la misiva dirigida a los presidentes de México y Uruguay, Andrés Manuel López Obrador y Tabaré Vásquez, respectivamente, ratifica que solo estará interesado en una negociación «cuando ésta sea la que acuerde definitivamente los términos del cese de la usurpación».
«Ratificamos a los gobiernos de México y Uruguay nuestra postura de restituir el orden constitucional en Venezuela. Tenemos una ruta clara: 1- Cese de usurpación. 2- Gobierno de transición y 3- Elecciones libres», refiere el tuit en su encabezamiento.
Guaidó agregó que la «negociación debe permitir el traspaso efectivo del poder a representantes legítimos del pueblo venezolano».