Campesinos vejados cortan rutas a Sucre

Trabajadores del departamento boliviano Chuquisaca iniciaron ayer un bloqueo de las rutas que
llegan a Sucre y amenazaron con cortar el suministro de agua a esta ciudad, como represalia por la agresión sufrida por sus dirigentes, quienes fueron obligados a ingresar de rodillas y con los torsos desnudos a la Plaza 25 de Mayo. Sucre se provee de agua desde el departamento Potosí y los ductos recorren toda la zona dominada por los grupos leales al presidente Evo Morales que ayer fueron agredidos.
Entre los campesinos humillados en Sucre estaba el alcalde del municipio Mojocoya, Angel Vallejos, quien presentó ayer una denuncia por agresión en la Fiscalía de Distrito de Chuquisaca para que investigue los enfrentamientos y las agresiones a dirigentes campesinos. Vallejos fue tomado como rehén en la zona de El Abra, en las afueras de Sucre, y fue obligado a marchar hasta la plaza 25 de Mayo y en ese sitio a arrodillarse y pedir perdón rodeado de otros cuatro dirigentes.

Heridos.
Una cantidad no precisada de heridos fue el resultado de enfrentamientos entre campesinos y uniformados contra civiles que el sábado obligaron a Morales a suspender una visita a Sucre para la entrega de cheques por valor de dos millones de dólares a 28 municipios del departamento Chuquisaca.
El viceministro de Justicia, Wilfredo Chávez, aseguró que los responsables de los disturbios están identificados a través de fotografías y de imágenes de la televisión, y reclamó a la justicia que actúe inmediatamente. Por seguridad, el presidente Morales suspendió el viaje que había programado a Sucre y optó por visitar Cobija, capital del departamento Pando, donde el domingo próximo se realizará un referendo para aprobar o rechazar el estatuto autonómico de esa provincia. (Télam)