Cataluña: habrá nuevo referéndum secesionista

SE REALIZARA EL 1 DE OCTUBRE

El presidente catalán, Carles Puigdemont, anunció ayer la fecha y la pregunta del referéndum de secesión con el que la norteña región pretende romper con España: será el 1 de octubre y los ciudadanos deberán responder si quieren que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república.
“Siempre presentamos propuestas y todas, sin excepción, fueron rechazadas o recortadas gravemente”, argumentó el líder independentista en el momento de llamar a los catalanes a votar en un referéndum unilateral, después de que fracasara todo intento de consulta pactada con el Estado.

Rajoy.
Al fijar la fecha del referéndum, Puigdemont no dejó constancia escrita, con lo que evita un veto inmediato por parte del Ejecutivo español del conservador Mariano Rajoy.
No obstante, el vocero del Ejecutivo español, Íñigo Méndez de Vigo, advirtió que “cualquier acto firmado tendrá consecuencias legales”.
“Que nadie tenga duda que ante cualquier actuación que pase de un anuncio, el gobierno garantizará el ordenamiento jurídico”, aseguró el ministro, encargado de responder en nombre del Ejecutivo español durante la habitual conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros.
Se esperaba que fuera el propio Rajoy el que diera una respuesta política, pero el presidente del gobierno prefirió mantener una línea moderada con la intención de situar la decisión de Puigdemont en el nivel de un acto de propaganda independentista.
“La posición del gobierno es que ese referéndum no se va a celebrar porque es ilegal, pero seguimos con la mano tendida para debatir, sin fecha de caducidad”, sostuvo Méndez de Vigo.

“Real y profundo”.
Puigdemont hizo el esperado anuncio por medio de una declaración solemne en el Palacio de la Generalitat -la sede del gobierno catalán-, donde estuvo acompañado por todo su Ejecutivo, los diputados de la coalición independentista Juntos por el Sí, y algunos de sus socios de la anticapitalista CUP (Candidatura de Unidad Popular).
“Hoy todo el mundo sabe que no es el marco legal lo que impide el referéndum. Todo el mundo lo ha visto de la boca de Rajoy: que dijo ‘no quiero'”, remarcó Puigdemont.
El presidente catalán insistió en que “el problema es real y profundo” y que su gobierno persiguió “un acuerdo hasta el último día” para poder celebrar un referéndum pactado con el Estado español, pero se llegó al final de la legislatura y “no hemos tenido respuesta”. (Télam)