Chávez denunció incursión militar

Hugo Chávez disparó contra su par Álvaro Uribe por una presunta violación de fronteras que de confirmarse pondría a ambos países al borde de un conflicto bélico. Colombia no termina de aclarar la veracidad el episodio.
El gobierno de Venezuela denunció ayer la “incursión ilegal de tropas del Ejército colombiano en territorio venezolano”, ocurrida presuntamente el viernes. En consecuencia, Chávez presentó
su “más enérgica protesta” a las autoridades de Colombia, según se informó oficialmente.
La única reacción del gobierno de Colombia conocida hasta esta noche era una breve declaración del presidente Alvaro Uribe a un medio, decía “Si no es cierto, (sic) daremos explicaciones. Vamos a pedir al Ministerio de Defensa y a los altos mandos (militares) que la miren cuidadosamente”. En un texto dirigido a la cancillería colombiana, publicado en el sitio web del Ministerio de Relaciones Exteriores venezolano, se denuncia que se trató de una “comisión de 60 hombres del Ejército colombiano” detectados “a 800 metros de la línea fronteriza, en territorio venezolano”.

Protesta.
En el texto, el gobierno venezolano exige al de Colombia que “vele por el cese inmediato de estas violaciones del derecho internacional, de la soberanía y de la integridad territorial de Venezuela”. Según la nota, el episodio ocurrió ayer en el sector Los Bancos del municipio Páez, en el estado venezolano Apure. La comisión del Ejército colombiano estaba “al mando de quien se identificó como el subteniente Johnny Ocampo Jurado, adscrito al Batallón Especial Energético y Vial 1 General Juan José Negro Velasco, con sede en la base militar Cubará, departamento Arauca, Colombia”.
La nota sostiene que fue “interceptada” a “800 metros de la línea fronteriza en territorio venezolano” y “obligada a abandonarlo inmediatamente”. Además de formular “su más enérgica protesta”, la cancillería reclamó que se “aplique las sanciones correspondientes a los responsables”. El gobierno venezolano expresó asimismo que “ve con preocupación que este acto de provocación se produzca en momentos” en que “ha denunciado la política belicista del gobierno colombiano, que busca deliberadamente la desestabilización de la región”. (Télam)