Cinco muertos por tiroteo en EE.UU.

BUSCAN AL SOSPECHOSO DEL NUEVO INCIDENTE DE VIOLENCIA CON ARMAS DE FUEGO EN EL PAIS

La policía buscaba en la noche de ayer a un hombre armado que ultimó el viernes a cinco personas en un centro comercial en el noroeste de Estados Unidos.
Cuatro mujeres y un hombre resultaron muertos en el tiroteo que tuvo lugar en el centro comercial Cascade, en la localidad de Burlington, unos 110 kilómetros al norte de Seattle, en el estado de Washington, dijo la policía. El hombre falleció en el hospital.
La policía de Washington dijo que el sospechoso es “un hombre hispano vestido de gris”, y que fue el único atacante.
Las autoridades divulgaron un video de vigilancia que muestra a un hombre joven sosteniendo lo que parece ser un rifle, y luego una imagen tomada desde más cerca mostrando solamente la cabeza y el torso del sospechoso.
Se trata de un nuevo incidente de violencia con armas de fuego en Estados Unidos, alimentando un creciente debate sobre el control de armas de fuego, uno de los temas calientes de la campaña hacia las elecciones presidenciales del 8 de noviembre.

Activa búsqueda.
La policía recibió llamados a las 18.58 locales (00.58 de ayer) dando cuenta de disparos en el centro comercial, dijo a CNN Rick Johnson, un agente de la policía estatal.
“Por el momento no podemos asumir nada. Todavía los testigos están siendo interrogados para tener una idea clara de qué fue exactamente lo que sucedió y luego decidir los pasos a seguir”, añadió.
“Ahora estamos pidiendo a la gente que, obviamente, permanezcan lejos del área. Que permanezcan en sus casas e informe sobre cualquier cosa sospechosa que puedan ver”, subrayó Johnson.
El sospechoso fue visto por última vez caminando desde el centro comercial hacia una ruta interestatal poco antes de que arribara la policía al lugar, precisó Francis en Twitter. “Estamos buscando activamente al sospechoso, realizando un rastreo”, agregó.
El centro comercial fue evacuado, la policía se encuentra en el área y los servicios de emergencia están en el lugar para auxiliar a los heridos tras recibir autorización policial para hacerlo.
Francis dijo que los sobrevivientes serían trasladados en autobús a una iglesia cercana en Burlington.

“Un disparo tras otro”.
Testigos dijeron a la cadena KOMO News que el atacante entró caminando a un local de las tiendas Macys y abrió fuego.
“Oí un disparo y después me quedé parado un momento y [vi] dos o tres personas que empezaron a salir corriendo gritando armas y después [oí] un disparo tras otro”, dijo Armando Patino, que trabaja en una tienda de teléfonos celulares.
“Giré y corrí hacia la tienda. Algunas personas no sabían a dónde ir y las hice entrar en la tienda”, añadió. “Nos fuimos al fondo donde hay una puerta (…) y nos quedamos ahí hasta que nos dijeron que evacuáramos” el lugar, agregó.

FBI.
Varias agencias policiales y perros entrenados buscaban al sospechoso. La oficina del FBI de Seattle dijo que estaba colaborando con las autoridades locales y había enviado refuerzos.
“Por el momento, #FBI no tiene información para hablar de otros ataques planeados en el Estado de Washington”, dijo en su cuenta Twitter.
La revisión del enorme edificio demandó horas, y Francis dijo que había una cantidad de cuartos cerrados.
El centro comercial informó que permanecerá cerrado todo el fin de semana en honor a las víctimas.
“Estamos muy entristecidos por los trágicos hechos de esta noche (del viernes). Nuestras oraciones y condolencias para las víctimas y sus familias”, indicó el centro comercial en un mensaje en Facebook.

Video.
La policía de Charlotte dará a conocer el video del incidente en el cual un hombre negro fue abatido por las fuerzas de seguridad a comienzos de esta semana y que desencadenó una ola de manifestaciones de protesta en esta ciudad del sureste de Estados Unidos.
El jefe de policía de Charlotte-Mecklenburg, Kerr Putney, dijo ayer que hará pública “la filmación de la cámara corporal y la de la cámara fija” de un patrullero que grabó el momento de los disparos contra Keith Lamont Scott, un hombre negro de 43 años, cuya muerte generó manifestaciones de protesta en las últimas cuatro noches.
Los manifestantes exigían además la difusión del video policial que muestra el desarrollo del incidente durante el cual murió Scott el martes pasado. (AFP y Télam)

Compartir