Clinton a busca votos en Arizona

LA CAMPAÑA EN ESTADOS UNIDOS LLEGA A SU ETAPA FINAL

Pese a que la brecha en las encuestas presidenciales casi desapareció en los últimos días, la candidata demócrata Hillary Clinton dio una fuerte muestra de confianza al elegir hacer campaña en un estado históricamente republicano, Arizona, mientras su rival, Donald Trump, continuó buscando los votos latinos de Florida, uno de los estados más disputados.
La ex primera dama y ex senadora decidió encabezar un acto en Tempe (Arizona) un estado en el que en 15 de las 16 elecciones presidenciales celebradas en los últimos 64 años se impusieron los republicanos. En los últimos tres comicios, la ventaja de los conservadores fue de un promedio de nueve puntos porcentuales.
En medio de una polémica con el FBI que amenaza con afectar su imagen pública, Clinton visitará Arizona, un estado sureño, fronterizo con México, apenas horas después de encabezar otro acto en Las Vegas (Nevada) uno de los estados claves de esta elección.Clinton decidió hacerse presente en la ciudad de los casinos 48 horas antes del cierre de la votación anticipada. En Estados Unidos, 37 de los 50 estados permiten a sus ciudadanos sufragar antes de la jornada electoral, con el objetivo de facilitar el acceso al voto.
Según la cadena de noticias CNN, al día de ayer en Nevada votaron unas de 511.000 personas, de las cuales el 43% son demócratas, y un 37% republicanos.
En estos últimos días, la candidata demócrata busca ampliar su base de votos incluso en estados en los que no tiene la victoria asegurada. Todo vale para garantizarse los 270 votos del colegio electoral necesarios para convertirse en el próximo presidente de Estados Unidos.

Obama.
A la espera de la aparición de Clinton en Arizona, y volcado casi de lleno a la campaña, el presidente Barack Obama, encabezó un acto en la ciudad de Chapel Hill, Carolina del Norte, con la intención de captar los votos en uno de los estados oscilantes, donde hay aún un resultado incierto.
“Ustedes pueden elegir a la primera mujer presidenta (…), tienen la oportunidad de hacer historia” señaló el mandatario, que además llamó a los estadounidenses a movilizarse para evitar que el candidato republicano, Donald Trump, llegue a la Casa Blanca. “Si Hillary gana en Carolina del Norte, ganará”, prometió Obama.

Trump.
A diferencia de la búsqueda de votos encarada demócratas en territorios adversos, Trump buscó nuevamente consolidarse en Florida, un estado que podría sellar su suerte el próximo martes 8 de noviembre.
Con el voto latino en mente -el 25% del estado es hispano- el magnate continuó con su operativo de seducción para conquistar al denominado Estado Soleado, un distrito sin el cual sería improbable ganar las elecciones presidenciales.
Envalentonado por su ascenso en las encuestas, el empresario inmobiliario encabezó un acto en Miami, donde rodeado de pancartas de “Latinos por Trump” y “Cubanos por Trump”, apeló al voto de origen cubano más tradicional y deslizó la posibilidad de dar marcha atrás con el acercamiento entre Washington y La Habana, iniciado por Obama y defendido por Clinton.
“Vamos a tener el acuerdo que la gente de Cuba, aquí y allá, merecen”, aseguró sin precisar si rompería relaciones con la isla en caso de llegar a la Presidencia.
Trump volvió a insistir en sus propuestas agresivas y persecutorias contra los inmigrantes sin documentos, un discurso que no incomoda a todos en las comunidades cubana y puertorriqueña, ya que se tratan de inmigrantes hace tiempo asentados, legalmente, en el país y de ciudadanos. (Télam)

Compartir