Comenzó el paro en Venezuela

LA OPOSICION RECHAZA A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE

Venezuela vivía ayer las primeras horas de la huelga de dos días convocada por la oposición en rechazo a la Asamblea Constituyente impulsada por el gobierno, con cortes en varias calles y avenidas de Caracas y de otras ciudades del país, con comercios cerrados y actividad dispar en otros rubros.
Mientras que la oposición reportó una paralización de amplios sectores de la economía por el llamado “paro cívico”, la televisión oficial mostró imágenes de movilizaciones en calles y estaciones del metro y llamados del Gobierno al trabajo.
El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (Congreso), Freddy Guevara, dijo que a la huelga se sumaron como “apoyos clave” centrales sindicales, gremios de transporte y la agrupación patronal Fedecámaras. “Venezuela firme contra el fraude constituyente y por el rescate de la democracia”, dijo, por su lado, el líder de la Asamblea, Julio Borges.
La oposición publicó una serie de imágenes para mostrar que la convocatoria de la huelga fue acatada por la población. La paralización fue acompañada por bloqueos de vías con barricadas, que se multiplicaron en el este de Caracas, en los municipios de Chacao, Baruta y El Hatillo.
El Metro de Caracas funcionó con normalidad, pero transportó menos gente de la que usualmente lleva, en tanto el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, difundió fotografías de varias estaciones del subterráneo, mostrando la movilización de pasajeros.
El paro de miércoles y jueves sigue a otro convocado por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la semana pasada, apenas días después de la consulta convocada por la oposición para que la ciudadanía rechace la Constituyente impulsada por el Ejecutivo para dictar una nueva carta magna.
Después de ese plebiscito, la MUD lanzó una nueva fase de protestas, con los paros, la designación por parte de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) de un nuevo Tribunal Superior de Justicia y el llamado a boicotear los comicios del domingo.
Para la MUD, con la Constituyente, el presidente Nicolás Maduro busca suprimir las elecciones -incluidas las presidenciales de fines del 2018- y tomar el control de todos los poderes públicos, entre ellos, el Congreso -en manos opositoras- y la Fiscalía, cuya jefa rompió con el Gobierno.

Leopoldo López.
El opositor venezolano Leopoldo López alertó, a través de un video subido a Youtube, que Venezuela está ante una “amenaza clara de aniquilamiento de la República y la democracia”, pidió a los ciudadanos seguir con las protestas callejeras y exhortó a las Fuerzas Armadas a colaborar con el boicot a la Asamblea Constituyente impulsada por el gobierno.
López admitió que sus declaraciones pueden constituir un riesgo para su persona, pero aseguró que no teme regresar a la cárcel.
“Hoy en Venezuela estamos ante una amenaza muy clara que está presentando el presidente Nicolás Maduro y quienes lo acompañan con el proyecto de la Constituyente”, denunció.

Diálogo.
Por su parte, el jefe de campaña del oficialismo y candidato a la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Héctor Rodríguez, consideró que una eventual negociación entre el gobierno y la oposición no solo es posible, sino además “necesaria” por la compleja situación interna que atraviesa el país.
“¿Es posible una negociación? No solamente es posible: yo creo que es necesaria; tú ves el nivel de conflictividad que tiene el país, el nivel de violencia que tiene el país y yo creo que cualquier venezolano con mediana racionalidad dice que es necesaria una negociación”, dijo Rodríguez en una entrevista con la emisora Unión Radio.
Ex ministro y ex integrante de la Asamblea Nacional, Rodríguez aseguró que para el chavismo “no es un tema que genere mayor conflicto decirlo”, sino que hasta el mismo presidente Nicolás Maduro “ha dicho que convoca al diálogo”. (Télam)