Condenan el último ensayo balístico de Corea del Norte

El gobierno surcoreano condenó este lunes el último ensayo misilístico realizado por Corea del Norte e instó al régimen de Kim Jong-un a “cesar toda provocación de inmediato” y optar cuanto antes por la desnuclearización,
La última prueba de armas de Pyongyang constituye “una clara violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y supone una seria amenaza no solo para la península coreana si no también para la paz y seguridad globales”, reza el breve comunicado difundido por la Cancillería surcoreana. En este sentido, el Estado Mayor Conjunto surcoreano (JCS) consideró que Pyongyang disparó “al menos un misil”, abriendo la posibilidad de que la prueba haya involucrado múltiples proyectiles.
Por su parte, el Comando del Pacífico de Estados Unidos, con sede en Hawai, confirmó que había “detectado y seguido lo que consideramos un lanzamiento de misil norcoreano” desde cerca del campo aéreo de Wonsan, al sureste de Corea del Norte.
El Comando del Pacífico “mantiene su férreo compromiso a la seguridad de sus aliados en Corea del Sur y Japón”, indica la nota.
El proyectil recorrió 450 kilómetros hacia el Este hasta caer en aguas de la Zona Económica Especial (EEZ) de Japón (espacio que se extiende a unos 370 kilómetros desde sus costas), según el gobierno nipón.
Los expertos consideran que con estos últimos ensayos el gobierno de Kim Jong-un estaría poniendo a prueba al nuevo Ejecutivo surcoreano, que ha prometido mejorar los lazos con Pyongyang manteniendo al mismo tiempo el mecanismo de sanciones.
Los continuos ensayos norcoreanos desde el año pasado y la llegada al poder de Donald Trump y su dialéctica endurecida, en la cual no descartó un ataque preventivo, han empeorado el clima en la península coreana en lo últimos meses.