Corea del Sur se sume en una crisis

En medio de una crisis política que parece no tener fin, la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, fue acusada ayer por la Fiscalía de ser cómplice en un masivo caso de corrupción y tráfico de influencias, que desató una ola de protestas multitudinarias y destruyó completamente su popularidad.
Esta semana el Parlamento autorizó la apertura de una investigación sobre el escándalo que mantiene en vilo a la potencia asiática y ayer los fiscales independientes a cargo anunciaron que, pese a que no pueden presentar cargos penales contra una presidenta en funciones, sí la acusaron de colaborar con su íntima amiga, Choi Soon-sil, y otros dos ex asesores para presionar a empresas locales para que donaran dinero.
Choi es acusada de utilizar su vínculo y su llegada a la presidenta para forzar a empresas locales a donar millones de dólares a fundaciones y ONG, con las que luego ella hacía dinero.

Designaciones.
Además, Choi, una mujer de 60 años sin ningún cargo político, también es acusada de haber influenciado directamente en la designación de funcionarios e inclusive en el diseño de iniciativas públicas presentadas por la presidenta, de 64 años.
“La presidenta jugó un rol de complicidad en una parte considerable de las actividades criminales que involucraban a las (tres) personas”, informó en el día de ayer a la prensa Roh Seung-kwon, uno de los fiscales encargados del caso, según la agencia de noticias local Yonhap.
Inmediatamente, el abogado de la mandataria, Yoo Yeong-ha, rechazó la acusación
“No puedo aceptar ninguna acusación que califique a Park como cómplice”, aseguró en un comunicado el abogado y agregó que la investigación preliminar que presentaron los fiscales está “basado en la imaginación y las conjeturas”, según la agencia de noticias EFE.

Constitución.
La Constitución de Corea del Sur no permite acusar penalmente a un mandatario en funciones, excepto por los cargos de insurrección y traición. Sin embargo, la oposición ya advirtió que la investigación podría avanzar y Park ser imputada y condenada después de entregar el poder. (AFP-NA)

Compartir