Corea prueba misiles

Corea del Norte elevó nuevamente ayer la tensión regional al realizar un nuevo ensayo con dos misiles de medio alcance, uno de los cuales cayó en aguas territoriales de Japón, en otra demostración de fuerza que generó una fuerte condena de Tokio.
Los dos misiles tipo Rodong despegaron de un área costera en la provincia norcoreana de Hwanghwae del Sur, al suroeste del país, y uno de ellos estalló al despegar de la lanzadera, según confirmó el Ministerio de
Defensa de la vecina Corea del Sur.
El otro misil, sin embargo, voló aproximadamente mil kilómetros hasta caer en el Mar de Japón (Mar del Este), a 250 kilómetros de la costa nipona y en aguas de la zona económica especial (ZEE) o mar territorial de Japón.
El primer impacto en 18 años de un proyectil norcoreano en aguas de la ZEE de Japón generó un fuerte rechazo de Tokio que planteó una nueva amenaza a la seguridad de sus actividades marítima y aeronáutica.
El primer ministro japonés, Shinzo Abe, habló ante los medios y calificó el lanzamiento como “un problema grave para la seguridad” que viola las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.
El ministro de Defensa, Gen Nakatani, fue más allá al considerar la acción “una amenaza y una provocación para la seguridad” de Japón, mientras el Ministerio de Asuntos Exteriores envió una protesta a través de su embajada en Beijing, ya que Tokio y Pyongyang no mantienen relaciones diplomáticas.
Aunque no se produjeron daños en embarcaciones o aviones, el ministro de Defensa puso en alerta a las Fuerzas de Autodefensa (Ejército), que por el momento siguen recabando información para conocer cuál era el objetivo del lanzamiento norcoreano.
Desde que Kim Jong-un llegó al poder a fines de 2011, el Ejército Popular de Corea del Norte realizó un total de 30 pruebas de misiles. (Télam)