¿Corrupción en Vaticano? En la mira por coimas

Roma – El Vaticano expresó ayer “total solidaridad” con el director de un hospital de su propiedad detenido por un caso de coimas que salpica al número dos de la Santa Sede y al presidente de la Conferencia Episcopal Italiana. La Justicia comenzará mañana a interrogar al director del hospital y a otras cuatro personas acusadas de cobrar coimas para favorecer la adjudicación de licitaciones del servicio de catering de colegios y hospitales públicos de la norteña ciudad de Génova.
Los acusados nombraron 40 veces al cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado del Vaticano, y 34 al arzobispo de Génova y presidente de la conferencia episcopal, Angelo Bagnasco.
La Santa Sede manifestó su “total solidaridad” para con Giuseppe Profiti, quien, hasta antes de ser detenido, era director del Hospital de pediatría Bambino Gesú de Roma.
El Vaticano “expresa total solidaridad al presidente, profesor Profiti, objeto en estas horas de una investigación” judicial. En las escuchas telefónicas de la Fiscalía, los detenidos hacen alarde de sus relaciones con altos prelados para digitar la adjudicación de los servicios de catering de comedores escolares y hospitales, un negocio que mueve 29 millones de euros. “El sabe cómo se llama la empresa, sabe que es una empresa próxima a Bertone, sabe que Bertone es un hombre de Bagnasco. Sabe todas las cosas que debe saber”, dijo uno de los arrestados en una conversación grabada con otros dos de los detenidos. El caso golpeó fuertemente la imagen de Bertone y la del propio papa Benedicto XVI. (Télam)