Crece la tensión con EE.UU.

COREA DEL NORTE DICE QUE TRUMP LE DECLARO LA GUERRA

Una reciente declaración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la que indicó que el líder norcoreano, Kim Jong-un, no durará “mucho tiempo más”, fue considerada ayer por Corea del Norte como una declaración de guerra que le da derecho a defenderse, lo que provocó desmentidas y advertencias de Washington.
Esas medidas incluirán “el derecho a derribar bombarderos estratégicos estadounidenses aunque no estén dentro del espacio aéreo” de Corea del Norte, agregó el ministro.
No es la primera vez que Corea del Norte habla de una declaración de guerra de Estados Unidos. En julio de 2016, el gobierno de Kim dijo que una tanda de sanciones impuesta al líder del país comunista equivalían a una “declaración de guerra”.
Ri se refería a un tuit del sábado de Trump sobre el discurso del canciller norcoreano ante la Asamblea General de la ONU.
“Acabo de escuchar al ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte hablar en la ONU. Si se hace eco de los pensamientos del ‘Hombrecito Cohete’, le advierto que esos pensamientos no durarán mucho tiempo más”.
En su propio discurso ante la Asamblea General de la ONU, la semana pasada, Trump ya se había referido a Kim con la expresión peyorativa de “hombre cohete”, que ahora cambió por “hombrecito”.

Trump
La Casa Blanca reaccionó a las declaraciones de Ri negando haber declarado la guerra a Corea del Norte y advirtiendo a Pyongyang que no tiene derecho a disparar contra sus aviones si se encuentran sobre aguas internacionales.
“No hemos declarado la guerra a Corea del Norte, y francamente, sugerir eso es absurdo”, dijo la vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en una conferencia de prensa en la que agregó: “Nunca es apropiado que un país dispare contra las aeronaves de otro país cuando se encuentran sobre aguas internacionales”.
Por su parte, funcionarios que pidieron no ser identificados dijeron a la cadena CNN que Estados Unidos no busca un cambio de régimen en Corea del Norte.

Pentágono.
Asimismo, el vocero del Pentágono, coronel Robert Manning, dijo que el Departamento de Defensa estaba preparado para ofrecer “opciones” militares al presidente Trump si Corea del Norte continúa con sus “acciones provocativas”.
Los comentarios de Ri a un enjambre de periodistas antes de ingresar a su auto oficial, al parecer para emprender el regreso a su país, acentúan la escalada retórica entre Kim y Trump.
“Estados Unidos tiene una gran fortaleza y paciencia, pero si es forzado a defenderse o a
defender a sus aliados, no tendremos otra opción que destruir totalmente a Corea del Norte”, dijo Trump ante la ONU, y agregó: “El hombre cohete está en una misión suicida para él mismo y para su régimen”.
Kim respondió con la primera declaración directa de un líder norcoreano a un presidente de Estados Unidos, dirigiendo una catarata de insultos al mandatario republicano y calificándolo de “viejo senil estadounidense mentalmente trastornado”.
Trump replicó por Twitter diciendo que Kim “es obviamente un loco al que no le importa hacer morir de hambre o asesinar a su propio pueblo”, y el líder norcoreano dijo que el estadounidense “pagará caro” por su amenaza de destruir al país y que Pyongyang considerará “las contra medidas de mayor nivel de su historia”. (Télam)