Croacia llevó refugiados

LOS TRASLADO A HUNGRIA Y ESLOVENIA

El gobierno croata aseguró que llevó en micros a la mayor parte de los estimados 20.000 refugiados que entraron al país desde el miércoles a Hungría y Eslovenia, dos estados que integran el espacio Schengen, de libre circulación comunitaria.
Por su parte, el gobierno húngaro anunció que bloqueará como represalia la entrada de Croacia a la zona Schengen, que permite la libre circulación de personas y mercancías dentro de 26 de los 28 países que integran la Unión Europea.
El gobierno de Budapest aseguró que la acción no fue coordinada con las autoridades de la vecina Hungría, según informó el ministro del Interior croata, Ranko Ostojic. El ministro explicó que en el centro de recepción de refugiados en Tovarnik, en la frontera con Serbia, quedaban al medio día unos 2.000 refugiados, y que en los demás centros de recepción del país hay un millar de personas.
“Todos los demás fueron transportados hasta la frontera con Hungría, o hacia Eslovenia, que empezó a dejar pasar a la gente en los pasos de Bregana y Harmica”, aseguró el ministro croata.
Los refugiados fueron trasladados con autobuses hasta los pasos fronterizos húngaros de Letenye, Beremend y Gyekenyes, según medios locales.

Bloqueo.
Ostojic no precisó cuántas personas han logrado salir del país y cuántas siguen todavía a la espera en las zonas de frontera con Hungría y Eslovenia. Asimismo, afirmó que mientras los refugiados continúen entrando en Croacia desde Serbia, estos seguirán siendo transportados de forma organizada en autobuses y trenes hasta Hungría y Eslovenia.
Antal Rogan, el jefe de gabinete designado por el primer ministro húngaro, el conservador Viktor Orban, anunció que Hungría bloqueará como represalia la entrada de Croacia a la zona Schengen.
Croacia forma parte de la UE, desde julio de 2013, pero no del espacio Schengen.
El jefe de gabinete húngaro anunció que un tren proveniente de Croacia fue interceptado con 1.000 refugiados en la estación de Magyarboly.
Fuentes húngaras aseguraron haber desarmado a 40 policías croatas que iban a bordo acompañando el convoy y detuvieron al conductor.
Pese a las quejas y la tensión entre húngaros y croatas, Hungría sigue la misma política de Croacia y organiza el traslado de los refugiados hasta la frontera con Austria.
Allí, las autoridades informaron de que desde la madrugada de ayer llegaron, al menos, 6.700 refugiados desde Hungría, después de varios días con muy pocos cruces de frontera. (Télam)