Cuba inicia una semana de honras

LOS FUNERALES DEL EX PRESIDENTE FIDEL CASTRO SE EXTENDERAN HASTA EL DOMINGO PROXIMO

Una Cuba en duelo se preparaba ayer para una semana de ceremonias y una procesión por toda la isla para despedir a Fidel Castro, padre de la Revolución que puso a la isla en el radar mundial.
Los funerales del Comandante, un personaje único que forjó la identidad de la isla y se erigió en uno de los símbolos del siglo XX, se extenderán hasta el domingo próximo, cuando sus cenizas serán inhumadas en Santiago de Cuba, cuna del alzamiento que lo llevó al poder en 1959.
El traslado de los restos de La Habana a Santiago, distante a unos 900 km, llevará cuatro días y apunta a convertirse en una movilización de millones de cubanos.
“La muerte de Fidel es una gran perdida y lo más importante (es) que murió cuando quiso, no cuando quisieron todos los contrarrevolucionarios”, afirmó Manuel Obregón, un taxista de 43 años.
La jornada de ayer se anunció tranquila en toda la isla, sin ninguna manifestación oficial prevista.

Ceremonia.
La primera ceremonia fúnebre será hoy en la emblemática Plaza de la Revolución de La Habana, cuyo acceso comenzó a ser controlado el sábado por la policía.
Obregón espera que una multitud desfile en memoria de Fidel Castro. Lo de “mañana (hoy) no va a ser grande, !va a ser grandísimo! Eso va quedar para la historia”, comentó.

Vigilia.
El sábado, cientos de estudiantes realizaron una vigilia nocturna en la universidad de La Habana. Sobre las escalinatas en las que el líder de la Revolución ofreció uno de sus últimos discursos para las masas, en 2010, había un retrato de Fidel flanqueado por velas encendidas.

Duelo.
El duelo nacional obligatorio llevó a anular toda reunión o espectáculo. Los partidos de béisbol, una pasión nacional, fueron suspendidos y se prohibió la venta de alcohol. Los restaurantes trabajan en un horario más corto que el habitual.
Los medios nacionales pasaron el día mostrando reportajes, documentales y debates en honor al “compañero Fidel”.
“Fidel Castro ha sido el político que ha dejado mayor huella en la historia de Cuba y el cubano que jugó el papel más influyente en los asuntos globales”, escribió el analista Arturo López-Levy, profesor de la de Universidad de Texas Río Grande Valley.

Ojos rojos.
Muchos de los 11 millones de habitantes de la isla no disimulaban el fin de semana su pesar ante la desaparición del líder, que durante casi medio siglo gobernó el país y enfrentó a Estados Unidos. Tanto que no fue raro ver en La Habana a las personas con los ojos rojos de emoción.
“Hubiera querido que viviese 30 años más, pero nadie puede ganarle al destino”, dijo a la AFP Guillermo Suárez, un albañil de La Habana de 52 años.

Raúl.
La muerte de Fidel, como lo conocen Cuba y el mundo, fue anunciada por el presidente Raúl Castro, pero sin dar a conocer las causas. Hermano menor de Fidel, dijo que sus restos serían cremados el sábado.
El Comandante en Jefe entregó el poder a Raúl en 2006 tras sufrir una hemorragia intestinal. Entre febrero de 2014 y abril de 2015 desapareció totalmente de la escena, lo que alimentó los rumores sobre su estado de salud.
No obstante, desde hace un año y medio, y pese a que sus movimientos estaban muy limitados, había vuelto a recibir a personalidades y dignatarios extranjeros en su vivienda.

Fidel marca la agenda de Estados Unidos
La muerte de Fidel Castro logró, por algunas horas, correr la agenda noticiosa de los Estados Unidos de la transición entre Barack Obama y Donald Trump y volvió a dejar en evidencia la enorme distancia que los separa. “¡Murió Fidel Castro!”, tuiteó el presidente electo a primera hora de la mañana del sábado, luego de conocer la noticia. Más tarde, emitió un comunicado más extenso calificando al ex presidente de Cuba como “un brutal dictador” que causó “tragedia, muerte y sufrimiento”.
En las antípodas, Obama, que durante su mandato tomó la decisión política de iniciar el deshielo de las relaciones diplomáticas después de cinco décadas, envió en un documento oficial sus condolencias a la familia y sin entrar en consideraciones dijo que “la historia va a registrar y juzgar” el “enorme impacto” que tuvo Castro en la vida de los cubanos. Todavía es una incógnita cuál será el rumbo que tomará el vínculo bilateral a partir del año que viene, una vez que Trump asuma la presidencia.
“Hoy, el mundo ve el fallecimiento de un brutal dictador que oprimió a su propio pueblo por casi seis décadas. El legado de Castro remite a pelotones de fusilamiento, robo, sufrimiento inimaginable, pobreza y la negación de derechos humanos fundamentales. Aunque Cuba sigue siendo una isla totalitaria, es mi esperanza que hoy comience a alejarse de los horrores”, dice el comunicado de Trump.

Obama.
En un tono radicalmente distinto, el presidente Obama emitió un documento oficial en el que envía sus condolencias a la familia Castro: “Sabemos que este momento llena a los cubanos, en Cuba y en Estados Unidos, con poderosas emociones, teniendo en cuenta las incontables formas en las que Fidel Castro alteró el curso de sus vidas, sus familias y la nación cubana. La historia registrará y juzgará el enorme impacto de esta singular figura en su gente y el mundo que lo rodeaba”, dice el texto.

Relaciones.
La muerte de Castro añade incerteza al futuro de las relaciones bilaterales, que ya era nebuloso tras la victoria de Trump. Mientras que Obama inició el deshielo diplomático, aflojó el bloqueo comercial y en marzo de este año fue el primer presidente de los Estados Unidos en visitar la isla desde la Revolución; y durante la campaña Hillary Clinton fue la primera candidata que prometió terminar definitivamente con el embargo; Trump fue muy crítico de la aproximación propuesta por su predecesor.

“Perder a un hermano”.
El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, publicó ayer un video en su página de Facebook que aparece escrito “Viva Fidel” con chorros de agua en una pared sucia.
En un comunicado, también dijo que la muerte de Fidel Castro es como perder a un hermano mayor, un “compañero insustituible.” “Murió el más grande de todos los latinoamericanos, el comandante en jefe de la revolución cubana, mi amigo y compañero Fidel Castro Ruiz,” dijo.
Lula recordó que conoció a Fidel personalmente, en julio de 1980, en Managua, durante las celebraciones del primer aniversario de la revolución sandinista. “Hemos mantenido desde entonces, una relación afectiva e intenso basado en la búsqueda de formas para la emancipación de nuestro pueblo”, dijo.

Escritor.
El escritor nicaragüense Sergio Ramírez, ex vicepresidente sandinista, dijo ayer, antes de la inauguración de la 30 edición de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, México, que “no se puede explicar el siglo XX sin Fidel Castro, yo diría que el siglo XX termina con él”, en referencia al ex presidente cubano.
“Es el fin de una era”, sostuvo el escritor antes de la inauguración de la feria que se extenderá hasta el 4 de diciembre próximo, y afirmó que Fidel Castro fue “una figura histórica que marcó el siglo XX, sin ninguna duda, en América Latina. Los juicios sobre su vida y su política van a ser muy contrarios durante mucho tiempo. Despierta todavía muchas polarizaciones”, informó la agencia de noticias DPA.
El escritor consideró que “en la medida que el tiempo pase, estos juicios van a enfriarse, y se lo va a valorar en su justa medida”.

Compartir