Denuncia en Chile

CONTRA EL HIJO DE BACHELET

Los dos principales partidos opositores de Chile denunciaron ayer ante tribunales y el Ministerio Público al hijo de la presidenta Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos, al que acusaron de los delitos de tráfico de influencias y uso de información privilegiada por un polémico negocio inmobiliario realizado por su esposa y por el que él mismo renunció a su cargo en el gobierno.
El partido Unión Demócrata Independiente (UDI, derecha) presentó el caso ante el Cuarto Juzgado de Garantías de Santiago, mientras Renovación Nacional (RN, centroderecha) pidió a la Fiscalía Nacional que lo investigue.
El 16 de diciembre de 2013, un día después de que Bachelet se consagrara presidenta de Chile en segunda vuelta, su nuera, Natalia Compagnon, obtuvo del Banco de Chile (privado) un préstamo por 10,4 millones de dólares para la compra de unos terrenos rurales en el municipio Machalí, próximo a Santiago.
La operación había sido pactada el mes anterior por el dueño y vicepresidente del banco, Andrónico Luksic, y Dávalos, entonces gerente de operaciones de Caval, la empresa de la que su esposa es propietaria de 50 por ciento.
Dado que Caval tenía un capital inferior a 10.000 dólares, que los terrenos adquiridos con el crédito estaban a punto de ser recalificados para uso urbano y que luego fueron vendidos por un precio significativamente mayor al de su compra, la oposición sospecha que hubo uso de información privilegiada y tráfico de influencias.
Dávalos renunció el viernes pasado a su cargo de director sociocultural de la Presidencia, pidió disculpas públicas a su madre y al gobierno de Chile por el daño causado, pero aseguró que no cometió “ilícito alguno ni delito”. (Télam)