Dimite equipo económico de Bachelet

El equipo económico de la presidenta de Chile Michelle Bachelet renunció en pleno ayer desnudando una profunda crisis política a tres meses de las elecciones presidenciales, y cuando el gobierno acelera sus reformas y se recupera el crecimiento.
Con las renuncias de los ministros de Hacienda, Rodrigo Valdés, de Economía, Luis Felipe Céspedes, y del subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco, Bachelet se vio forzada a realizar su noveno ajuste ministerial después de públicas desavenencias sobre un proyecto de minería.
Valdés, el segundo jefe de las finanzas públicas que Bachelet cambia durante mandato, sustituyó en mayo de 2015 a Alberto Arenas, algo insólito, ya que solía ser un cargo prácticamente inamovible desde el retorno a la democracia en 1990.
La dimisión del equipo político desnudó profundas diferencias en el manejo económico del gobierno de Bachelet, que se agravaron con el proyecto para reformar el sistema de pensiones legado de la dictadura de Pinochet y que culminó con el rechazo, hace 10 días, de un millonario proyecto de inversión minera Dominga, en el norte del país.
Según los analistas, el equipo económico le habría ocultado a Bachelet un informe sobre productividad económica elaborado para analizar el impacto de la reforma de las pensiones, que introduce una cotización del 5% para los empleadores para complementar el 10% que aportan los empleados al sistema de capitalización individual.
Pero la gota que desbordó el vaso fue el proyecto minero, que contaba con el visto bueno del equipo económico y que tenía una inversión de casi 2.500 millones de dólares en las cercanías de una zona de protección ambiental, cerca de Coquimbo, pero económicamente deprimida. El ministro de Medioambiente, Marcelo Mena, lideró el rechazo a la iniciativa y Bachelet lo apoyó públicamente, dejando en una delicada situación a Valdés y Céspedes. (AFP-NA)