Disturbios dejaron diez muertos

NUEVA JORNADA DE PROTESTAS EN IRAN

Nuevas protestas estallaron el lunes al caer la noche en Teherán, según los medios locales, un día después de que diez personas murieran en disturbios en todo el país. Las últimas manifestaciones se producen a pesar de las advertencias del presidente Hasan Rohani, quien afirmó que “el pueblo iraní responderá a los alborotadores”, tras haber llamado la víspera a la calma y prometido “un mayor espacio para la crítica”.
La agencia de noticias Fars, cercana a los conservadores, mostró un vehículo ardiendo, mientras las redes sociales informaron que grupos relativamente pequeños coreaban consignas antirrégimen en zonas del centro de la capital.
“Un alborotador incendió un taxi y huyó acto seguido”, dijo la agencia de noticias Mehr.
El ministerio de Inteligencia emitió un comunicado en el que afirmaba que “se había identificado a instigadores y alborotadores de los recientes disturbios y algunos habían sido detenidos”.
La policía también anunció la detención de “cuatro personas que habían insultado a la bandera sagrada de la República Islámica de Irán” quemándola, informó una página web de la televisión estatal.
Es el quinto día de disturbios en varias ciudades de Irán, que comenzaron con protestas contra el poder y las dificultades económicas, el desempleo, la carestía y la corrupción.
Criticando de nuevo al régimen iraní, enemigo jurado de Estados Unidos, el presidente Donald Trump afirmó que “es momento para el cambio” en Irán, después de haber dicho que “los regímenes opresores no pueden durar para siempre”. (AFP)