Divulgan los nombres

Es uno de los mayores escándalos en la historia de la Iglesia católica. Y una de las mayores revelaciones de los últimos tiempos. La archidiócesis de Los Ángeles fue obligada por la Justicia de California a entregar unas 12 mil páginas de documentos secretos sobre el abuso de menores que cometieron sus curas. Entre ellas, se encuentra los expedientes personales que les abrieron a 122 sacerdotes con sus identidades.
El arzobispo de Los Ángeles, José Gómez, divulgó en la noche del viernes los informes sobre casos de pedofilia que involucran a sacerdotes de su congregación.
Los documentos, unas 12 mil páginas, divulgados en la web de la arquidiócesis por una decisión judicial, incluyen informaciones sobre acusaciones de pedofilia contra los curas de Los Ángeles.
En una carta publicada en español y en inglés, el arzobispo Gómez explicó: “Estos archivos contienen documentación sobre abusos que sucedieron hace varias décadas. Pero eso no los hace menos graves”.
“La lectura de esos archivos es brutal y dolorosa. El comportamiento que se describe ahí es tristísimo y terriblemente malo. No hay excusas ni explicaciones posibles sobre lo que pasó a esos niños. Los sacerdotes involucrados tenían el deber de ser sus padres espirituales, y fallaron”, agrega el purpurado.
A principios de enero, la Justicia le había ordenado a la Iglesia católica de Los Ángeles divulgar la identidad de los altos responsables acusados de pedofilia, una decisión que fue bien recibida por las víctimas. (AFP-NA)