Inicio El Mundo Docentes, médicos y enfermeros no serían reemplazados por robots en el futuro

Docentes, médicos y enfermeros no serían reemplazados por robots en el futuro

Docentes, médicos y enfermeros, junto a otras actividades del ambiente social no corren riesgo de ser reemplazados por robots, y la previsión es que Argentina requerirá de más profesionales hacia 2040, según un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

«A diferencia de los trabajos de muchas otras ocupaciones, los empleos en el sector social tienen baja probabilidad de ser automatizados», sostiene el informe «El futuro del Trabajo en América Latina y el Caribe».

También precisó que «muchas de las tareas de los docentes, médicos y enfermeros exigen una serie de habilidades interpersonales que difícilmente puedan ser reemplazados por la inteligencia artificial».

En Argentina, según las estimaciones del BID, la planta de docentes dedicados a la educación preprimaria, primaria y secundaria necesitará un incremento del 38% hacia al 2040; para pasar de unos 710.000 en el 2017 a 980.000 docentes.

La cantidad de médicos en Argentina hacia el 2040 también deberá incrementarse en 51% y la de enfermeros 55,5%, según el mismo estudio.

En la región, en el 2040 se necesitarán 1,7 millones de maestros de preescolar (850.000 más de los que hay en 2018); 4,3 millones de maestros de primaria (1,6 millones más); y 6,1 millones de maestros de secundaria (2,6 millones más).

Diferentes estudios sobre la sociedad del futuro, dan cuenta de que se verificará un aumento de la longevidad, por lo que «es previsible un crecimiento a futuro de los trabajos relacionados a la creatividad, y al cuidado de las personas, como los relacionados a salud, educación y entretenimiento»; dijo a Télam la responsable de la consultora Randast Argentina, Andrea Ávila.

«Todo indica que será a futuro cada vez más importante saber trabajar con las manos, con la personalidad y la mente» agregó Avila para coincidir con el BID en que «hay muchas tareas, sobre todo las que requieren de contacto humano, que la inteligencia artificial no podrá reemplazar nunca».

La experta agregó que «como sociedad tenemos el desafío de trabajar sobre el futuro, pero hoy mismo, especialmente con todo lo vinculado a la actualización de los sistemas educativos para alinearlos con las necesidades del mercado laboral del mañana y la promoción y consolidación del paradigma del aprendizaje permanente a cualquier edad».

También la profesora Cristina Otegui, directora del departamento de Educación de la Universidad Caece, señaló la importancia de que los docentes trabajen «con herramientas que no sean solo las curriculares, sino enseñando a personas, a tener esa mirada compasiva hacia el otro, la humildad, todas las habilidades llamadas blandas que tienen que ver con la comunicación, la empatía».

En diálogo con Télam cuestionó el «positivismo» que impera en el sistema educativo por el cual «el alumno termina siendo un número» y sentenció que la preocupación por «el número de egresados, nos va a matar».

Tras sostener que en la reforma educativa «hay que volver a las bases», sostuvo que la «empleabilidad 4.0 está exigiendo que -el docente- sea lo más humano posible, que toda la dimensión humana este puesta en la cancha, en el aula». (Télam)