Dos muertos tras operativo en Bélgica

La policía de Bélgica lanzó ayer un masivo operativo “anti terrorista” en tres ciudades de este país europeo, en el que mató a dos sospechosos e hirió y detuvo a un tercero, que habían vuelto de Siria y “estaban a punto de cometer atentados de envergadura, según informó la Fiscalía federal.
En un nuevo episodio que alimenta el clima de miedo y tensión que se vive en Europa después de la ola de violencia de la semana pasada en París, los belgas vieron interrumpida su tranquila cotidianidad cuando un importante número de fuerzas de seguridad se movilizó en las ciudades de Bruselas, Verviers y Vilvoorde, y amparados por la oscuridad de la noche, cortaron calles y allanaron inmuebles.
Poco después, el vocero de la Fiscalía federal belga, Eric Van der Sypt, ofreció una conferencia en la sede de la institución y explicó que la policía allanó diez inmuebles en busca de personas que una investigación oficial sindicó como presuntos islamistas radicales que habían vuelto recientemente de Siria y que planeaban cometer atentados en el país.
Pese a que Van der Sypt no lo dijo, se entiende que la Fiscalía belga sospecha que estas personas se unieron a milicias extremistas durante su estadía en Siria.
Según contó a la prensa, en Verviers, tres sospechosos resistieron el allanamiento con armas automáticas y le tomó varios minutos a la policía “neutralizarlos”. “Ningún policía o civil resultó herido”, aclaró.
“Se evitaron atentados terroristas de envergadura y que iban a ser cometidos de inmediato”, sentenció el funcionario en la conferencia, transmitida por la cadena de noticias BBC.
Verviers es una pequeña ciudad a unos 125 kilómetros al sureste de Bruselas. (Télam)