Duro revés para la primera ministra, Theresa May en el Parlamento

La primera ministra, Theresa May, perdió ayer la votación del acuerdo del Brexit en el Parlamento británico por 432 votos en contra y 202 a favor, la mayor derrota de la historia en la Cámara de los Comunes.
Apenas concluyó la votación, el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, presentó en el Parlamento una moción de censura contra el gobierno conservador con el objetivo de hacer caer el Ejecutivo y forzar una elección general. La moción de censura será votada el miércoles en la Cámara de los Comunes a las 19 (16 hora argentina).
Si los parlamentarios votan hoy para respaldar la moción de censura, el gobierno tendrá 14 días para ganar otro voto adicional y si pierde, entonces se llevará a cabo una elección general.
La amplia mayoría que votó ayer en contra del acuerdo negociado entre May y la Unión Europea estaba compuesta, principalmente, por la mayoría de los diputados laboristas, los conservadores del ala más dura del oficialismo, entre ellos los ex ministros del gabinete que renunciaron en rechazo a la propuesta del Brexit de May.
También votaron en contra todos los diputados del Partido Unionista Democrático (DUP), los aliados de la primera ministra desde que perdió la mayoría absoluta de los escaños del Parlamento en la elección pasada.
Además de enfrentar la moción de censura, la líder conservadora tiene sólo tres días de sesiones en el Parlamento para regresar y presentar sus próximos pasos -como pide la UE- o un plan B -como la obligó la Cámara de Comunes en una moción votada la semana pasada.
No está claro aún cuál será la estrategia de la premier, pero adelantó que buscará dialogar con todos los partidos con presencia en el Parlamento para intentar consensuar alternativas a su acuerdo.
“Está claro que la Cámara no apoya este acuerdo, pero el voto de anoche no nos dice nada sobre lo que sí respalda”, explicó la premier y agregó que, primero, debe confirmar que sigue contando con la confianza del Parlamento. (Télam)