EE.UU. efectuó un simulacro aéreo y Corea del Norte habla de una “guerra nuclear en cualquier momento”

Estados Unidos y Corea del Sur inician este lunes el mayor ejercicio aérea conjunto, una operación que Pyongyang calificó de “provocación total”, unos días después del lanzamiento de un potente misil norcoreano.
El ejercicio de cinco días de duración Vigilant Ace, que parte este lunes por la mañana, involucra a más de 230 aviones, incluyendo cazas furtivos F-22 Raptor, y movilizará a decenas de miles de tropas.
Durante el fin de semana Rodong del partido único en el poder en Corea del Norte denunció estas maniobras. “Es una provocación abierta, a todos los niveles, contra Corea del Norte, que podría desembocar en una guerra nuclear en cualquier momento”, señaló el rotativo en su editorial.

“Guerra a cualquier precio”.
El ministerio norcoreano de Relaciones Exteriores acusó el sábado a la administración de Donald Trump de “querer la guerra nuclear a cualquier precio” con este simulacro aéreo.
El ejercicio anual se produce cinco días después de que el régimen norcoreano probara un misil balístico intercontinental (ICBM) presuntamente capaz de alcanzar Estados Unidos.
En medio de las tensiones, este domingo Lindsey Graham, un influyente senador republicano, agitó el fantasma de una guerra preventiva. “Si hay un ensayo nuclear subterráneo, será necesario prepararse para una respuesta muy seria de Estados Unidos”, advirtió el congresista republicano en la cadena CBS. (NA).