Inicio El Mundo EE. UU. revocó visa a fiscal

EE. UU. revocó visa a fiscal

LA LETRADA PIDIO INVESTIGAR VIOLACIONES DE DD. HH. POR PARTE DE SOLDADOS

La Unión Europea (UE) reiteró ayer su «grave preocupación» por la política de Estados Unidos hacia la Corte Penal Internacional (CPI), tras escalar el viernes la tensión entre Washington y ese tribunal por la decisión de revocar el visado de entrada de su fiscal jefe. «La Corte Penal Internacional juega un papel clave en la lucha contra la impunidad», indicó ayer en un comunicado una portavoz de la representante de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini.
Enfatizó que «proteger la neutralidad e independencia judicial de la Corte Penal Internacional es fundamental para su eficacia y funcionamiento adecuado». «La Unión Europea espera que Estados Unidos garantice que cualquier medida adoptada en relación con la Corte Penal Internacional cumpla totalmente con sus obligaciones internacionales» y está en línea con su acuerdo de relación con esta corte y las Naciones Unidas, indicó.

Investigación.
La vocera recordó que la Unión Europea respalda a la Corte Penal Internacional y su independencia y confió en que todos los países le presten «el apoyo y asistencia necesarios», informó la agencia de noticias EFE. El veto a la fiscal Bensouda confirma el anuncio hecho por el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, hace tres semanas, cuando dijo que prohibiría los visados de entrada al país de cualquier persona de la Corte Penal Internacional implicada en la investigación de las violaciones de derechos humanos de estadounidenses en Afganistán o en otros lugares.
El jefe de Exteriores remarcó que el Gobierno del presidente Donald Trump busca «proteger a los militares estadounidenses y aliados, así como al personal civil de vivir con el temor de una investigación injusta por acciones tomadas para defender nuestra gran nación». La fiscal de la Corte Penal Internacional solicitó en noviembre de 2017 la apertura de una investigación formal en Afganistán por crímenes de guerra y lesa humanidad cometidos supuestamente por grupos talibanes, autoridades y tropas estadounidenses.
Desde ese momento la tensión entre Washington y el tribunal internacional ha aumentado de forma progresiva, a pesar de que los jueces aún no se han pronunciado sobre si autorizarán la petición de Bensouda. La fiscal jefe de la Corte Penal Internacional viaja frecuentemente a Nueva York para informar al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre sus avances en las investigaciones por crímenes cometidos en Libia y Sudán del Sur. (Télam)