El atacante de Niza pidió “más armas”

Mohamed Lahuaiej Bouhlel, el atacante que el jueves pasado cometió una masacre en Niza, envió un mensaje de texto desde su celular pidiendo “más armas” antes de embestir a la multitud en el paseo marítimo de la ciudad, un nuevo dato que alimentó ayer la hipótesis de que tenía cómplices.
“Trae más armas, trae 5 a C”, fue el mensaje de texto descubierto en el teléfono del atacante y enviado la misma noche del 14 de julio a las 22.27 hora local, en los minutos previos al ataque, según reveló el canal de televisión francesa BFMTV.
El teléfono celular del autor de la masacre, que mató a 84 personas y dejó más de 200 heridos, fue encontrado en la cabina del camión utilizado para cometer el atentado, después de morir acribillado por la policía.

Detenidos.
Se desconoce la identidad de “C”, destinatario del mensaje, aunque algunos medios apuntan a que es el nombre de una de las siete personas que fueron detenidas en los últimos tres días en presunta relación con el atentado.
El diario local Nice Matin informó que tras tener conocimiento de ese mensaje, las fuerzas de seguridad se dirigieron la misma noche del atentado a una dirección en el centro de la ciudad, pero no encontraron nada.
El mismo medio afirmó que los investigadores analizan otros mensajes hallados en el teléfono de Bouhlel, entre ellos uno en el que el atacante decía que ya tenía “material”.
Mientras tanto, una fuente próxima a la investigación, citada por ese diario, precisó que tanto la computadora portátil como el teléfono celular del atacante están siendo analizados por la Policía Judicial y que por ahora no encontraron “material de propaganda” política o religiosa en su domicilio.
Por otro lado, las cámaras de la ciudad grabaron cómo el autor del atentado recorrió con su camión el paseo marítimo dos veces, el martes y el miércoles, antes de cometer el atentado el jueves, según reveló la radio Europe 1.
A tres días de la masacre, la investigación sigue avanzando y los detenidos, que fueron rastreados por el celular de Bouhlel, siguen acumulándose. (Télam)

Compartir