El avión perdido había tenido inconvenientes al despegar

El avión en el que viajaba el futbolista Emiliano Sala, que está perdido en la zona del Canal de la Mancha, tuvo problemas para despegar de Nantes con rumbo a Cardiff, según indicó el propio jugador a algunos de sus compañeros en mensajes enviados con su teléfono móvil.

El diario “Ouest France” publicó hoy que Sala envió varios mensajes a su compañero del Nantes Nicolas Pallois, que lo había llevado hasta el aeropuerto, en el que le indicó que el avión había intentado despegar “tres o cinco veces” antes de lograrlo.

Durante una comida que compartió con sus antiguos compañeros del Nantes, Sala también bromeó con el estado en que se encontraba el aparato que el presidente de su nuevo club había puesto a su disposición para viajar a la ciudad del noroeste francés.

Sala había utilizado en tres ocasiones el avión, un Piper PA-46 “Malibu” matriculado en Estados Unidos.

El diario apunta que tres personas pasaron el control de embarque, pero que una de ellas, el experimentado piloto Dave Henderson, se quedó en tierra por motivos desconocidos hasta el momento, consignó EFE.

Otro piloto, cuya identidad no trascendió, tomó los mandos del aparato y, siempre según el rotativo, pidió al control aéreo bajar de altura poco antes de que se perdiera la señal de radio, lo que puede indicar que encontró problemas con el hielo.

El avión, un monomotor de seis plazas, despegó sobre las 20.15 horas local (16.15 de Argentina) del aeropuerto de Nantes y, tras una hora de vuelo, desapareció de los radares, cuando se encontraba sobre aguas de Guernesey, territorio bajo soberanía británica. (Télam)