El Papa pidió “compromiso” con migrantes

En el cierre del segundo día de su visita a Polonia, y tras advertirles sobre los “vendedores de humo y de falsas ilusiones”, el Papa Francisco pidió ayer “compromiso” para acoger a los migrantes a unos 600.000 jóvenes que participan de la XXXI Jornada Mundial de la Juventud en Cracovia.
Además, luego de que esta mañana el Pontífice se cayera por un instante antes de oficiar una misa en el Santuario de Czestochowa, a 100 kilómetros de Cracovia, su vocero Federico Lombardi aseguró en conferencia de prensa que “no hubo ninguna consecuencia y no se hizo mal”. “Fue un momento completamente superado”, aseveró.
“Conociendo la pasión que ustedes le ponen a la misión, me animo a repetir: la misericordia siempre tiene rostro joven”, aseguró el Pontífice en el parque de Blonia ante los inscriptos en representación de 187 países (6 menos que las Naciones Unidas).
“Porque un corazón misericordioso se anima a salir de su comodidad; un corazón misericordioso sabe ir al encuentro de los demás, logra abrazar a todos”, dijo Francisco a los miles de jóvenes que desde el fin de semana colman cada rincón de la ciudad y sus alrededores.
El mensaje del Papa estuvo cruzado todo el tiempo por la crisis política y social que vive Europa desde principios del año pasado. (Télam)