El presidente Trump sigue su cruzada antimedios

El presidente estadounidense, Donald Trump, traspasó ayer un nuevo umbral en su uso poco convencional de Twitter y publicó un sorprendente video, en el que muele a golpes a un hombre cuyo rostro ha sido reemplazado por el logo de la cadena de televisión CNN.
La publicación de las imágenes tiene lugar tras tres días de ofensiva contra las cadenas de televisión a las que considera hostiles a su administración. El presidente estadounidense mantiene una constante relación de tensión con los medios desde que asumió el cargo.
CNN denunció inmediatamente a un presidente que “estimula la violencia contra los periodistas”.
El mandatario republicano ya fustigó en varias oportunidades a CNN, uno de sus blancos favoritos, a la que desde hace varios días bautizó como “FNN”, por “Fake News Network” (“Red de Noticias Falsas”), y de ahora en más dijo que optaría por llamarla “FraudNewsCNN” (“InfoFraudeCNN”).

Video.
El videomontaje divulgado por el propio presidente ayer dura aproximadamente unos treinta segundos, pero la acción dura cuatro segundos y se repite una y otra vez: Trump, de traje y corbata, toma por el codo a un hombre en un ring de lucha libre estadounidense, cuyo rostro está tapado por un logo de CNN, lo tira al suelo y le asesta varios puñetazos, luego se levanta y se va.
El video concluye con las palabras “FNN: Fraud News Network” (“Red de Noticias Fraudulentas”).
“En lugar de preparar sus viajes al exterior, su primer encuentro con Vladimir Putin, ocuparse de Corea del Norte y trabajar en su reforma de la salud, demuestra un comportamiento infantil que va más allá de la dignidad que requiere” su cargo de presidente, agregó CNN, que aseguró que la portavoz del Ejecutivo, Sarah Huckabee Sanders, “mintió” la semana pasada cuando aseguró que el presidente no promovía la violencia.

Combate de millonarios.
La escena original data de 2007 y corresponde a una exhibición de catch. El hombre con el que lucha o simula un combate Donald Trump es Vince McMahon, exitoso promotor de combates de lucha libre y amigo del presidente.
Ese día de aquel año, Trump y McMahon se comprometieron a una apuesta, conocida en Estados Unidos como “el combate de los millonarios”, y cada uno eligió un luchador. Donald Trump venció y en consecuencia rapó la cabeza de McMahon, sentado en una silla en medio del ring y con las manos atadas. (AFP-NA)