El FBI espió durante 24 años a Gabriel García Márquez

El FBI, la fuerza policial federal de Estados Unidos, espió durante 24 años al Premio Nobel de Literatura colombiano Gabriel García Márquez, antes y después de su consagración como escritor internacional, según documentos desclasificados de la institución publicados ayer por el diario The Washington Post.
Gabo, como se conoce al ya fallecido escritor, comenzó a ser espiado por el FBI en 1961, cuando se alojó durante un mes en el Hotel Webster, en Manhattan, acompañado de su esposa y su primogénito Rodrigo García, explicó el Post, el responsable de pedir la desclasificación de 137 páginas de la investigación de la fuerza policial estadounidense.
En aquel entonces, García Márquez llegó a Nueva York para trabajar como empleado de la agencia de noticias cubana Prensa Latina, y con el tiempo se volvió un amigo cercano de la máxima autoridad del gobierno cubano Fidel Castro.
No obstante, destacó el Post en su artículo, “las motivaciones del FBI para investigarlo son poco claras”, según reprodujo la agencia de noticias EFE.
Los documentos desclasificados no muestran ninguna evidencia de que al premio Nobel de Literatura se le abriera una investigación criminal en Estados Unidos. El FBI mantuvo siempre la investigación como un tema clasificado y nunca lo dio a conocer al público.

Informantes confidenciales.
Según se desprende de los documentos, fue el entonces director del FBI, Edgar J. Hoover, quien ordenó abrir la investigación y pidió que siempre se le avisara de inmediato si el escritor “entra a Estados Unidos por cualquier propósito”.
En los primeros informes sobre las actividades del autor de Cien años de Soledad, figura que el colombiano pagó una tarifa de 200 dólares mensuales por alojarse en el hotel de Nueva York, y que el FBI mantuvo contacto con por lo menos “nueve informantes confidenciales” que detallaban los pasos del escritor y periodista.
El Post destacó que en los primeros años el FBI, ajeno a la trascendencia que el colombiano iba ganado en el mundo de las letras, confundió su nombre y creó su archivo bajo el rótulo de José García Márquez.
El expediente del escritor siguió creciendo hasta los primeros años de la década de 1980. De la misma abstracta e injustificada con la que se abrió la investigación, se cerró casi dos décadas y media después.
García Márquez falleció el 17 de abril de 2014, en su residencia de Ciudad de México, a la edad de 87 años. (Télam)