“El FMI tiene que tener un papel”

KICILLOF MANIFESTO SU CONFIANZA EN QUE TEMA DE REESTRUCTURACION DE DEUDA SERA ABORDADO EN CUMBRE DEL G-20

El ministro de Economía, Axel Kicillof, manifestó ayer su confianza en que el Grupo de los 20 (G-20) abordará la cuestión de los procesos de reestructuración de deuda en la cumbre de presidentes que comenzará hoy en Brisbane, Australia, y que Argentina considera que el camino planteado en Naciones Unidas, de contar con una convención a nivel global, “es el único que puede resolver” un tema de esta magnitud.
“Hay muchos (países) que piensan que la solución puede estar en el Fondo Monetario Internacional, que puede estar en los cambios de los contratos y la verdad es que nosotros festejamos, celebramos que se propongan diversas soluciones, pero lo que pasa es que nos parece insuficiente”, dijo el ministro durante un contacto que mantuvo con la prensa en Brisbane, junto con el canciller Héctor Timerman.
“Evidentemente el FMI tiene que tener un papel y que también los contratos tienen que modificarse, pero desde el punto de vista de la cuestión fáctica lo que se necesita es instrumentar un mecanismo internacional que solucione diferendos, pero que además permita que los ataques de los fondos buitres que han sido feroces y lo van a seguir siendo, no puedan reproducirse. Esto implica un fuerte compromiso de todos los países del G-20 para no darles cabida”, agregó el ministro.

Representantes.
Kicillof y Timerman arribaron a las 18.30 hora local (5.30 en Argentina) al aeropuerto que abastece a la capital del Estado de Queensland, en el Este australiano, donde representarán a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la Cumbre del G-20, debido a que la mandataria no pudo viajar para participar del encuentro debido a que observa un reposo de diez días por prescripción médica.
El titular del Palacio de Hacienda, a cargo de la delegación argentina debido a que el foro es de corte económico, dijo que tiene “una expectativa muy grande” respecto de la discusión que se dará en el G-20 sobre el tema reestructuración de deuda, debido a que “hay países que no pueden pagar” sus compromisos y que el accionar de los fondos buitre “buscan producir un daño” y sacar provecho de esa situación.

Deuda.
Kicillof subrayó que “la cuestión de la deuda no es un invento argentino” y que en torno del tema existe “una preocupación generalizada”.
“Las reestructuraciones de deuda son con default o sin default. Básicamente es que un país no puede pagar”, dijo el ministro, para luego señalar que “estamos en una situación en la que hay países que no pueden pagar” y que “donde hay una reestructuración hay un enjambre de buitres esperando para hacer un negocio como el que hicieron en Ecuador, en el Congo, en muchísimos países”.
“Hoy en toda reestructuración de deuda aparece esta cuestión de la litigiosidad. Esos grupos especulativos, judiciales, buscan comprar títulos para ir a generar un daño e impedir las reestructuraciones, o sea que realmente son una plaga mundial”, remarcó el funcionario.

Cláusula ‘pari pasu’.
En ese marco, Kicillof dijo que frente a esta situación “el G-20 no va a eludir la cuestión” debido a que en la actualidad habría en el mercado “900.000 millones de dólares de títulos con cláusula ‘pari pasu’, que es un invento del juez Griesa para poner un palo en la rueda en los procesos de reestructuración de deuda y favorecer a los sectores mas concentrados, más especulativos”.

Nobel de Economía.
El premio Nobel de Economía, Paul Krugman, calificó ayer de “descabellado e increíble”, el embate de los fondos buitre contra la Argentina.
A cargo del cierre del Segundo Congreso Internacional de Responsabilidad Social (CIRS) que se llevó a cabo en el predio de La Rural, el economista estadounidense aseguró que golpear de esta forma no ayuda y es todo lo contrario a la justicia comercial.
“Los fondos buitre compraron a un precio mínimo y después hicieron un juicio para cobrarlo, es una locura”, afirmó Krugman.

Juicio.
La opinión de la justicia inglesa conocida recientemente de que pronto interpretarían la cláusula de Pari Passu ( tratamiento igualitario) de los contratos de los bonos de manera diferente a la del juez Thomas Griesa, habilita a otros escenarios en el “juicio del siglo”, y algunos proponen que Argentina tome revancha con iniciarle un juicio a los fondos buitres en las Islas Caimán, territorio británico, jurisdicción donde los fondos buitre tienen domicilio. (Télam)