El Parlamento de Ucrania destituyó al presidente

Un día después del pacto con que el gobierno pro-ruso cedió una buena parte de las exigencias de la oposición apoyada por la Unión Europea, y tras las manifestaciones que dejaron 80 muertos durante los últimos días, el Parlamento ucraniano destituyó ayer al presidente Viktor Yanukovich y llamó a comicios para el 25 de mayo. “La dictadura ha caído”, dijo la líder opositora Yulia Timoshenko, quien fue puesta en libertad y anticipó que se presentará en las presidenciales.
El viernes, Yanukovich había acordado con la oposición la conformación de un gobierno de transición, un llamado a las urnas para diciembre próximo y el retorno a la Constitución de 2004, que recorta el poder al Ejecutivo y convierte al país en una democracia parlamentaria.
El acuerdo cumplía la mayoría de las demandas de la oposición y fueron rubricadas por mandatario durante una reunión con los tres líderes opositores y los cancilleres de Alemania, Francia y Polonia, que oficiaron de testigos. Una hora más tarde, el Parlamento ucraniano aprobó por una unanimidad la vuelta a la Constitución de 2004, con lo cual quedó sellado el primer punto del acuerdo para poner fin a la crisis en el país.

Enfrentamientos.
No obstante, en las calles de Kiev seguían los enfrentamientos entre civiles y las fuerzas de seguridad que en los últimos días dejaron decenas de muertos y centenares de heridos.
Luego de ser destituido, Yanukovich denunció que hubo un “golpe de Estado” y, según algunos medios, huyó hacia Rusia, país que le dio su apoyo desde que se iniciaron las manifestaciones en su contra.

Timoshenko.
En tanto, los líderes del Maidán, bastión opositor de las protestas antigubernamentales desde hace tres meses, esparaban la llegada de Timoshenko, considerada la heroína de la incruenta Revolución Naranja de 2004.
Previo a la liberación, la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania, controlada ahora por la oposición, aprobó una resolución para “cumplir los compromisos internacionales” que exigían la excarcelación de Timoshenko, en alusión a las demandas de la Unión Europea y Estados Unidos.
El nuevo presidente de la Rada, Alexandr Turchinov, mano derecha de Timoshenko, aseguró que la liberación inmediata de la carismática política era vital, ya que “su vida corría peligro”. La Rada ya había aprobado el viernes una ley de reforma del código penal que allanaba el camino para la puesta en libertad de la opositora.
Timoshenko fue derrotada por Yanukovich en las elecciones celebradas en 2010, tras lo cual fue procesada y condenada por la firma de un acuerdo de gas con Rusia a un precio desfavorable para Ucrania, recordó la agencia de noticias Efe. Dicho acuerdo fue cancelado en Diciembre, cuando el recientemente destituido presidente negoció con Moscú bajar en un tercio el precio que Kiev pagaba al gigante ruso Gazprom.
Timoshenko, quien antes ser primera ministra, fue una exitosa empresaria de la industria del gas, también fue acusada de estar implicada en el asesinato del empresario y diputado Yevgueni Sherban en 1996.

Rusia.
En tanto, Rusia acusó a la oposición de “incumplir” los compromisos pactados en el acuerdo suscrito ayer, en presencia de los ministros de Exteriores de Alemania, Francia y Polonia, que ejercieron de testigos.

Economía.
El año 2013 fue catastrófico para la economía y las finanzas ucranianas y el país se encuentra, según analistas, al borde de la bancarrota.
Precisamente esta situación fue la que condujo a Yanukovich a anunciar en noviembre, de forma repentina, una suspensión de las negociaciones sobre un acuerdo de asociación con la Unión Europea, para centrarse en reforzar las relaciones económicas con Moscú. (Télam y AFP-NA)